Radio CRE

La preocupación por el aumento de casos del coronavirus COVID-19 llegó hasta lo más alto del poder en España.

Los integrantes del Ejecutivo español se sometían este jueves a pruebas luego de que una ministra diera positivo al nuevo coronavirus, ante cuya propagación el gobierno prevé aprobar un plan económico de choque para ayudar a los sectores más golpeados como el turismo.

En España, uno de los países más afectados en Europa por el virus, junto a Italia, Francia y Alemania, el número de casos escaló a 2.968 y el de personas fallecidas pasó a 84, contra 48 anteriormente, según el nuevo balance del Ministerio de Sanidad a las 12:00 local.

En este contexto, la ministra de Igualdad, Irene Montero, dio positivo, por lo que todos los miembros del Ejecutivo eran sometidos a pruebas diagnósticas, y los resultados “se conocerán a lo largo de la tarde” del jueves, indicó el gobierno en un comunicado.

El vicepresidente y esposo de Montero, Pablo Iglesias, estaba en cuarentena este jueves hasta esperar los resultados.

Los reyes también se realizaron la prueba tras haber coincidido con Montero en un acto en días pasados, señaló la Casa Real, que informará de los resultados en las próximas horas.

“Me encuentro bien” y “voy a permanecer en casa con mi familia y desarrollando mi trabajo por medios telemáticos hasta que lo indiquen las autoridades sanitarias”, tuiteó Montero. Su pareja, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, permanece “en cuarentena”, señaló el comunicado del gobierno.

Gobernar de forma telemática

Montero, quien participó el domingo en una manifestación de 120.000 personas por el Día de la Mujer en Madrid, no es la única política infectada: la diputada Ana Pastor, del Partido Popular (PP, derecha), expresidenta y actual vicepresidenta del Congreso también dio positivo, así como varios miembros del partidos de extrema derecha Vox, incluido uno de sus dirigentes más polémicos, Javier Ortega-Smith.

Pese a la situación, el Ejecutivo se reunió en consejo de ministros extraordinario para aprobar un “plan de choque” económico contra los efectos de la pandemia del virus en España, pero solo con los ministros necesarios “para la aprobación” del paquete, aclaró el gobierno.

Posteriormente, el presidente el gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ofrecerá una rueda de prensa, aceptando preguntas solo de forma telemática. El resto de las actividades en su agenda a partir de ahora se realizarán “de manera telemática”, abundó.

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, aplazó una comparecencia en el Congreso a la espera de los resultados del examen que se le realizó, anunció su oficina.

Desde principios de semana, los casos en España experimentan un crecimiento exponencial, lo que llevó al gobierno a tomar una serie de medidas con el objetivo de evitar un escenario como el de Italia, el país más afectado por detrás de China.

Entre las disposiciones, España canceló hasta el 25 de marzo todos los vuelos a España desde Italia, y ordenó que toda competición deportiva se juegue sin público, lo que llevó este jueves a la Liga española de fútbol a suspender el campeonato por al menos dos semanas.

En las zonas más afectadas del país, como Madrid, que concentra casi la mitad de los casos con 1.388 casos y 38 fallecidos, el País Vasco o La Rioja las autoridades regionales han impuesto medidas adicionales, como la cancelación de eventos culturales en teatros cerrados de más de mil personas.

En Madrid, también cerraron escuelas y universidades durante dos semanas, se desinfecta a diario los vehículos del transporte público y se clausuraron todos los museos.

Luego de Madrid, otras regiones comenzaban a anunciar suspensión de clases, como Cataluña, donde la medida empezará a regir el viernes.

Para paliar los efectos económicos, el gobierno tiene previsto aprobar el plan de choque con medidas para inyectar liquidez al sector del turismo y pequeñas empresas y ofrecer ayudas a padres trabajadores que deban cuidar a niños sin clases.

Esta nota tiene 667 palabras