Radio CRE

Quienes caminan por la avenida Delta, en las inmediaciones de la Universidad de Guayaquil, lo hacen con precaución. En medio de un intenso flujo de buses urbanos, automóviles, obreros, maquinaria pesada y volquetas.

Es el escenario que se observa desde finales del año anterior, como parte de la construcción del proyecto Delta financiado con fondos municipales, con los estudios elaborados por el centro superior.

La obra registra un avance de entre el 60 % y 70 %, indicó el viernes 6 de marzo Héctor Hugo, mentalizador del proyecto Delta y director de Infraestructura y Obras Universitarias de la Estatal.

Los trabajos culminarán en julio de este año, agregó él.

El proyecto consiste en implementar espacios para caminería y ciclovía y eso implicó eliminar un tramo de pared del cerramiento perimetral.

Todo esto en una extensión de 700 metros lineales.

Yendo desde la avenida Kennedy la ciclovía ya tiene forma, está delimitada con pequeños muros y el interior está relleno con piedra chispa. Mientras el área de caminería ya está adoquinada y el contorno tiene barandas metálicas.

Unos metros más adelante, por el ingreso vehicular de la Facultad de Administración, ya está fundida la base de lo que será la ciclovía. El área de caminería está en construcción.

“Para nosotros va a ser mucho más cómodo tener espacio para poder caminar e incluso andar en bicicleta. Creo que el proyecto es bueno y debería replicarse en otras partes de aquí, de la Universidad”, expresó una estudiante de la Facultad de Ciencias Administrativas.

Con ella coinciden muchos otros estudiantes de facultades como Jurisprudencia, Filosofía, Economía, entre otras.

Pero el proyecto también es cuestionado por algunos conductores que perciben que por la obra se han reducido los carriles para el flujo de carros.

“Esto es un cuello de botella a toda hora, pero más en las horas pico. Si usted le quita espacio para el tránsito vehicular está generando más tráfico”, expresó Juan Ávila, quien conduce un taxi convencional.

Freddy Granda, jefe de Planificación de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), sostuvo que en el tramo en el que se implementa el proyecto Delta se mantienen los mismos tres carriles para el tránsito.

En el sector de la Universidad de Guayaquil, la avenida Delta, junto con la de las Américas y la Pedro Menéndez Gilbert, es una de las principales arterias de conexión en sentido norte-sur. Por ello, explicó Héctor Hugo, el proyecto no le resta carriles al tránsito vehicular.

En promedio, por la avenida Delta circulan 2200 carros por hora en cada sentido.

El tramo de al frente del centro superior, por el lado de la ciudadela Bolivariana, la intervención ya culminó. Allí hay un espacio para la parada simultánea de seis buses y cinco taxis, sin que esto afecte el tránsito.

¿Por qué era necesario ampliar el área para peatones?

El director de Infraestructura y Obras Universitarias comentó que el 95 % de estudiantes utiliza transporte público. Es decir anda a pie.

Se estima que el centro superior tiene una población de 74 000 alumnos y 5100 docentes y personal de servicio.

“Hay que dar prioridad en la Universidad a la parte peatonal. Esta es una primera fase, tenemos más proyectos”, citó.

Esta nota tiene 551 palabras