Radio CRE

A pocos minutos de confirmarse el primer caso de coronavirus en Ecuador, las distribuidoras y farmacias de Guayaquil y de otras partes del país recibieron a decenas de clientes que buscaban aprovisionarse de mascarillas.

Mario Salazar acudió a una farmacia ubicada en las calles Alejo Lascano y Boyacá. “Vine a comprar algunas medicinas que me hacían falta, pero luego de escuchar la rueda de prensa de la ministra (de Salud), decidí comprar las mascarillas porque de esta manera uno previene cualquier contagio”, dijo.

Pese a que en la zona existe una veintena de farmacias, solo en una estaban vendiendo mascarillas por lo que la fila no demoró en doblar la cuadra.

Ximena Salazar acudió al sector desde La Chala (suroeste) para comprar dos cajas de mascarillas. “Apenas me enteré de lo acontecido le dije a mi esposo para venir a comprar las mascarillas, pero es increíble la cantidad de personas comprando, incluso hay especulación en los precios”, comentó.

Así como Salazar, varias personas llegaron a las farmacéuticas. Desde la Alborada se movilizó Andrés Martínez, quien se quejó por el precio del producto. “La caja de 20 unidades de estas mascarillas (N95) antes costaba $22 y ahora la están vendiendo en $60”. Pese a esto, compró dos cajas para llevarle a varios familiares.

Pedro Ochoa también se mostró inconforme por el precio: “Me parece injusto que se estén aprovechando del nerviosimo de las personas”.

El gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, dijo que se harán controles para evitar la especulación con los precios de insumos médicos. Y agregó que el uso de mascarillas es exclusivo para personas que presenten síntomas de alguna enfermedad respiratoria.

Especialistas a nivel mundial han aconsejado que las mascarillas deben usarlas las personas infectadas o las que exhiben síntomas tales como fiebre y dificultad para respirar.

La demanda de alcohol y desinfectantes también creció ayer en Guayaquil. Estos productos desaparecieron rápidamente de comisariatos, supermercados y farmacias. El tráfico vial también se alteró en los alrededores de estos sitios.

María Teresa Álvarez acudió a un supermercado del norte preocupada por su familia y dijo estar más alarmada porque no pudo comprar desinfectante de manos. “Al menos los chicos están de vacaciones”, se consoló.

Recomendaciones

Dr. Federico Cabrera, médico epidemiólogo

“En este momento la mascarilla más idónea es la quirúrgica, la normal, la que conocemos, la que vemos que se utiliza en China, esa es la que debemos usar”. dice el epidemiólogo Federico Cabrera. Señala que el uso de la mascarilla N95, que también se comercializa en el país,es de exclusivo uso médico y se utiliza solo cuando se realiza algún procedimiento médico que genere aerosoles. Cabrera refiere que en hospitales el personal médico que prestará atención a quienes muestren síntomas se la efectuará utilizando solo mascarilla de tipo quirúrgico y reitera que las personas sanas, que no presenten ningún tipo de síntoma, no necesitan usar mascarillas en el día a día ni de forma permanente. “El uso de las mascarillas debe ser solo para quienes tengan síntomas respiratorios o gripe… cualquier persona que tenga dolor de garganta, estornudo o mocos, debe usar mascarilla todo el tiempo”, afirma Cabrera, y dice que es fundamental para evitar la propagación de la enfermedad. Asimismo, menciona que no hay un tiempo definido para el uso de una mascarilla, pero que estas se deben cambiar constantemente, ya que rápidamente suelen humedecerse y adquirir mal olor debido a la saliva a la que son expuestas cuando el individuo que las utiliza habla. Además, el especialista recomienda a la población evitar aglomeraciones en lugares de espacio reducido e insta a las personas que lleguen a Ecuador, desde el exterior y que presenten síntomas respiratorios, llamar a sus médicos en el lugar de origen para poder definir un cuadro y que este sea manifestado al médico en Ecuador.

Esta nota tiene 648 palabras