Radio CRE

A siete años de cárcel por el delito de lavado de activos fue sentenciado la noche de este miércoles Édgar Arias, empresario ecuatoriano relacionado con la trama de corrupción que la constructora brasileña Odebrecht implementó en Ecuador.

Arias estaría relacionado con las empresas Columbia Managment, en Panamá, y Dicelec, en Ecuador, las cuales habrían servido para traer al país dineros que eran destinados para pagar coimas de Odebrecht a cambio de adjudicación de obras en el sector público.

La misma pena de siete años recibieron los socios de Arias, Juan Barberis y Gladys Analisa, jefa financiera de Diacelec. Mientras que el Tribunal absolvió a Elvira I. y José A., esposa e hijo de Édgar Arias, además de la contadora Miriam Coral.

Contra las personas jurídicas Diacelec y Acero y Afines Conacero el Trubunal ordenó su disolución y liquidación, pues también las declararon culpables.

Como parte del delito cometido se definió que el monto total que se lavó en este caso fue de $ 14.6 millones. El tipo penal de lavado de activos menciona que se condenará a los responsables un pago solidario del duplo del monto lavado; es decir, se dispuso el pago de $ 29 204 476.

Fiscalía afirmó en su momento que el empresario Édgar Arias, Juan B., Gladys A. y las empresas Diacelec y Conacero participaron en un lavado de activos que alcanzó los $14.6 millones, dineros que serían parte de la trama de corrupción de la constructora brasileña.

Todos los acusados en este caso para Fiscalía participaron en el movimiento de dineros de Odebrecht depositados en el extranjero, para luego ser ingresados en el sistema financiero ecuatoriano mediante cuentas de Conacero y Diacelec o cuentas de Arias.

Según la teoría del caso, para las transferencias el dinero llegó a la offshore Columbia Managment, de propiedad de Édgar Arias, mediante depósitos provenientes de cuatro empresas y un banco manejados por Odebrecht. Columbia habría recibido en Panamá depósitos por $47.4 millones.

Arias fue uno de los sentenciados a seis años de cárcel por el delito de asociación ilícita en el que también fue sancionado, el 13 de diciembre de 2017, el exvicepresidente Jorge Glas.

Esta nota tiene 364 palabras