Radio CRE
Cortesía Diario El Universo

El desbordamiento del río Herrera inundó viviendas y calles del recinto que lleva el mismo nombre, ubicado a unos 25 minutos de Quinindé (centro de la provincia de Esmeraldas).

Elena Marquínez, moradora de la zona, dijo que el agua del río subió varios metros e incluso afectó el adoquinado de una obra de regeneración urbana.

Unas 80 familias habrían sufrido afectaciones por la creciente, según el censo preliminar elaborado por el Municipio de Quinindé hasta la tarde de ayer, informó el alcalde Carlos Barcia.

Con la intervención del grupo municipal de Gestión de Riesgo se realizó la evacuación de agua y lodo de las viviendas. Para este miércoles se anunció una nueva evaluación del recinto donde residen unos 950 habitantes.

Los caminos vecinales de Zapotillo y San Ramón sufrieron deslizamientos de la loma y grietas en las vías, con el riesgo de incomunicar a unas 27 comunidades de esta zona rural de Quinindé, indicó Walter Mero, vocal de la parroquia Chura.

En el barrio Brisas del Mar, parte alta de la ciudad de Esmeraldas, colapsó la estructura de la vivienda de Jenny Rosero Castillo, afectando bienes y enseres, reportó Betto Estupiñán, secretario del Comité de Operaciones de Emergencia(COE).

Varias viviendas del sector Nuevo Renacer, en la Isla Piedad, frente a la capital esmeraldeña, también se inundaron por la lluvia de ayer

 

Esta nota tiene 229 palabras