Radio CRE
Cortesía Diario El Universo

Persiste la molestia por la demora a la atención en el Registro de la Propiedad, en donde ayer se formó una fila larga de usuarios, que daba la vuelta al edificio, ubicado en la calle Córdova.

La mayoría de usuarios esperaba tramitar una certificación de no poseer bienes, proceso que se hacía de inicio a fin en la entidad, pero que desde septiembre pasado requiere completar un formulario y llevarlo lleno a ventanilla.

La terminación del convenio, para legalizar los terrenos del Monte Sinaí, del Municipio con el Miduvi, hizo, según la alcaldesa Cynthia Viteri, que el Registro de la Propiedad “se desborde de usuarios”.

El trámite no lo realizaban antes. “El lunes hubo 500 y el martes, a media tarde, se registraban 300”, precisó la alcaldesa.

Era un trámite que no se hacía en el Registro de la Propiedad, porque lo ejecutaba el Municipio.

Es el resultado de tomar los temas políticamente y no pensar en el ciudadano.

Se esperan 3000 personas más. “Vamos a abrir más ventanillas, a personal municipal en medio de las filas”, dijo Viteri.

Luego del nombramiento de la gerenta general de la Empresa Pública Municipal Registro de la Propiedad, María José Castelblanco Zamora, a mediados del año pasado, se iniciaron los impasses con el registrador de la propiedad, Ivole Zurita, en el cargo desde 2011, cuando ganó el primer concurso de designación, durante la gestión administrativa de Jaime Nebot.

Decisiones de Castelblanco, como poner en marcha un plan piloto para el manejo sin libros del área registral, tensaron la relación entre la autoridad administrativa y la registral. El caso incluso hasta la justicia, que falló a favor de Zurita.

Para él, la demora de ayer y la fila que se registró, que antes no ocurría,  devienen de las decisiones que ha tomado la gerenta del Registro.

“Esto no pasaba antes. Ahora se ve a tramitadores y gente haciendo cola con trabajadores del Registro de la Propiedad, un desorden absoluto. Hasta septiembre, había asesorías gratuitas para el trámite, en donde se asistía a los usuarios para mostrarles cómo llenar las hojas”, criticó.

La cola de ayer coincidió también en que habitantes de algunas cooperativas de sectores populares acudieron a sacar el certificado de no poseer bienes, para que les den el título. Emperatriz Cacao era una de ellos. Esperó hasta tres horas.

Esta nota tiene 402 palabras