Radio CRE
Bucarest.- El técnico de la Selección Española, Luis Enriquez, manifestó que la “furia española” no juega hace mas de medio siglo en la ciudad de Bilbao y espera que la afición de San Mamés asista al estadio para apoyar al combinado español, ya que en esta ciudad jugarán tres partidos de la primera fase de la Euro 2020.

En la capital vizcaína, España se enfrentará a Polonia, Suecia y un rival procedente del repechaje (Bosnia, Irlanda del Norte, Eslovaquia o la República de Irlanda): “Sin duda, para mí San Mamés es uno de los campos más bonitos de Europa, junto con Wembley”, dijo.

“Es un ambiente maravilloso y estoy seguro que vamos a tener un máximo apoyo. Luego espero que no defraudemos y ganemos los tres partidos”, destacó Luis Enrique en Bucarest, donde asistió al sorteo de

El técnico se mostró “contento” por el resultado del sorteo, “porque al lado teníamos el grupo F, que sólo viendo los nombres dan miedo”, dijo con respecto a la llave en la que quedaron emparejadas las dos últimas selecciones campeonas del mundo (Alemania y Francia) y el ganador de la última Eurocopa (Portugal).

“Sabiendo que vamos a jugar en Bilbao, en casa, y como nos hemos clasificado, es para sentirse bien, aunque luego lo difícil es ganar dentro del campo”, añadió el técnico, quien recordó que “si nos hubiese tocado Francia o Portugal, después seguramente no te vuelves a enfrentar a ellos hasta la final, cosa que tampoco es un mal plan… pero todo esto no son más que cábalas”.

Luis Enrique confirmó que la selección se concentrará en Santander, San Sebastián o en el centro de la Federación Española en Las Rozas, cerca de Madrid. “Estamos hablando de qué es lo que puede ser mejor para los jugadores y en breve se os informará”.

El técnico asturiano regresó de nuevo al banquillo de España tras abandonar el cargo por la enfermedad y fallecimiento de su hija, una medida que no ha estado exento de polémica porque ello supuso el despido de Robert Moreno, el que fue su adjunto durante 10 años y que tomó las riendas de la Roja durante su ausencia.

Preguntado en zona mixta si, tal como dijo Moreno, ofreció al que fue su segundo acompañarle a entrenar a un equipo de la Premier League y que el entonces seleccionador lo rechazó con intención de dirigir a la Roja en la Eurocopa, Luis Enrique recordó que ya dio sus explicaciones el pasado miércoles durante su presentación.

“Hice una excepción en la conferencia de prensa, di mis motivos y no voy a entrar en ese juego. Para mí no hay dos versiones; sólo la mía, evidentemente”.

Aunque, respecto al hecho de que su imagen pueda haber quedado dañada, añadió: “No debo ser tan ogro porque toda la gente del fútbol me trata con mucho cariño, seguramente más del que merezco”.

Esta nota tiene 541 palabras