Radio CRE

Lima.- Las escuadras de River Plate de Argentina y Flamengo de Brasil definirán quien será el nuevo monarca de la Copa Libertadores de América 2019 cuando se jueue esta final única en el Estadio Monumental del Universitario de Deportes desde las 15h00 locales (20h00 GMT). 

El estadio Monumental de la capital peruana, con capacidad para 80.000 espectadores, albergará el encuentro entre dos de los equipos más populares del continente, que se iba a disputar en Santiago pero tuvo que cambiar de escenario debido a las protestas que sacuden a Chile desde hace más de un mes.

River llega su séptima final de Libertadores -la tercera en los últimos cinco años-, dispuesto a conservar el título que le ganó el año pasado a su archirrival Boca Juniors, al que este año dejó en camino en semifinales. Antes había eliminado a Cruzeiro de Brasil y Cerro Porteño de Paraguay.

El entrenador Marcelo Gallardo, quien fue campeón con River el año pasado y en el 2015, no dio demasiadas pistas sobre el equipo que pondrá en el campo, aunque se espera el retorno del mediocampista Enzo Pérez tras su recuperación de una lesión de hombro.

“Se juega con un poco de ansiedad, pero a la hora de arrancar el partido es donde tenemos que bajar un poquito. Jugar con el corazón caliente, pero con la cabeza fría”, dijo el mediocampista Ignacio Fernández cuando el equipo llegó a Lima. “Vamos a tratar de hacer las cosas como las estamos haciendo, sin locuras, y va a ser un gran juego”.

Flamengo, reconocido como el club más popular de Brasil, disputará la segunda final de su historia y la primera en 38 años tras la conquistada del título en 1981 frente al Cobreloa chileno. En su trayecto superó a Gremio en semifinales, al Inter y al Emelec ecuatoriano.

“River tiene un equipo experimentado y nosotros estamos con jugadores que quieren conquistar ese primer título. Creo que va a ser un lindo juego”, sostuvo por su parte el portero Diego Alves.

El equipo de Jorge Jesus tiene las esperanzas puestas en el talento ofensivo de Gabigol, quien lidera la tabla de goleadores del torneo con siete tantos, y en la experiencia de futbolistas como Filipe Luís, quien jugó dos finales de la Liga de Campeones de Europa con el Atlético Madrid.

“Creo que llegamos en nuestro mejor momento. La única pequeña ventaja que River puede tener es estar acostumbrado a las finales, a juegos importantes. Eso, queriendo o no, ayuda”, dijo Filipe Luís. “Lo demás, todo es equilibrado”.

El árbitro principal de la primera final única en la historia del torneo será el chileno Roberto Tovar, el mismo que dirigió la final de la Copa América de Brasil en julio.

La Conmebol dijo que el partido se transmitirá en vivo por primera vez para vuelos y cruceros internacionales, y podrá ser seguido por una audiencia potencial de 5.000 millones de personas en todo el mundo.

Cerca de 10.000 policías serán desplegados en el dispositivo de seguridad del Monumental, dijeron autoridades del país anfitrión.

Esta nota tiene 523 palabras