Radio CRE

Barcelona.- La dirigencia del FC Barcelona se encuentra empeñado en el regreso del atacante, Neymar, y los jugadores se encuentran dispuestos a que sus sueldos le sean cancelados con algún retraso para que el club pueda fichar al brasileño, así lo ha comentado el defensa Gerard Piqué.

El Barça pasó la mayor parte de la última ventana de fichajes tratando de atraer a Neymar de vuelta del PSG, dos años después de que este dejara a los catalanes tras el pago de 222 millones de euros por parte del club francés, un récord mundial.

Sin embargo, los dos clubes no lograron llegar a un acuerdo antes de la fecha límite de fichajes al inicio de la temporada.

Los catalanes, que ya habían fichado al delantero francés Antoine Griezmann por 120 millones de euros y al centrocampista Frenkie de Jong por 75 millones, se vieron limitados en su lucha por Neymar debido a las normas financieras de juego limpio de la UEFA.

Las reglas, diseñadas para evitar que los clubes más ricos del deporte aplasten a sus rivales, obligan a los clubes a ser transparentes en cuanto a los ingresos y a equilibrarlos en términos generales con los gastos. También incluyen un límite a las pérdidas que pueden sufrir los clubes.

“Nosotros lo que le planteamos al presidente era que si nos teníamos que retocar el contrato lo hacíamos. Porque sabíamos que estaba el tema del Fair Play (…). En vez de cobrar lo que tengamos que cobrar el primer año, lo pasamos al segundo, tercero o cuarto para que Ney pueda entrar, si es que este es el problema”, dijo Piqué a la emisora de radio española Cadena Ser el jueves.

“Nosotros al final siempre queremos ir de la mano con el club. Si podemos ayudar a que el club no tenga este problema, no teníamos ningún problema”.

Esta nota tiene 314 palabras