Radio CRE

El Concejo cantonal de Guayaquil decidió respaldar la mañana de este lunes la decisión de la alcaldesa Cynthia Viteri de negarse a acatar la disposición de incrementar el pasaje urbano.

La alcaldesa había adoptado esa decisión argumentando que el Gobierno debe oficializar esa alza basándose en el estado de excepción vigente por el paro de los transportistas que desde el jueves duró 43 horas.

Su reacción surgió después de que la  Agencia Nacional de Tránsito (ANT) resolvió la tarde del sábado establecer un techo máximo de $ 0,10 adicionales a la tarifa de los servicios de transporte público en el ámbito intracantonal, servicio urbano, que se aplicará sobre el precio vigente. Eso, sin embargo, debían resolverlo los cabildos.

En la sesión extraordinaria del concejo,  que contó con la presencia de 14 concejales, el edil Luis Almedia propuso respaldar la decisión de la Alcaldía. Dijo que el Municipio no rehuía a la competencia, sino que la suspendida momentáneamente.

El concejal cuestionó la medidas económicas y dijo que se debieron encontrar otro tipo de decisiones.

Respaldando la moción de Almeida, el concejal Héctor Vanegas (Centro Democrático) indicó que la decisión de subir el pasaje la tomó el Gobierno y no el concejo o el Municipio.

A su turno, la concejal Lídice Aldás (RC) mostró su preocupación por la resolución, pues ya hubo competencias que se plantearon a los GAD’s y esas competencias son irrenunciables.

“Lo que se debería escribir primero (en la resolución) es rechazar que el Gobierno haya asumido el costo que se debía aumentar, pues eso es una falta de respeto a la ciudad, al cabildo”, dijo Aldás, quien rechazó la medidas económicas.

Aldás condicionó su voto a incluir ese rechazo en la resolución, pues dijo que de otra manera era como “lavarse las manos y botarle la pelota al Gobierno central”.

Al final, la resolución obtuvo la votación de 12 concejales. Hubo dos abstenciones, de la edil Aldás y Terry Álvarez.

Esta nota tiene 334 palabras