Radio CRE

Las personas que violen la ley serán detenidas. Con esta frase, desde la Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil, el presidente Lenín Moreno dijo que vino a esta ciudad a ver de cerca la situación tras la paralización que durante este día protagonizaron los transportistas.

De acuerdo al gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, los focos de violencia en este puerto están bastante controlados.

“Voy a estar unas pocas horas, pero luego regresaré a Quito a seguir controlando la situación”, expresó el primer mandatario. Respecto al gremio del transporte que hoy no salió a trabajar e impidió el normal desarrollo de actividades, Moreno dijo que han agotado el mecanismo de diálogo. “Ha habido escasa seriedad, que nos hace presumir que la intención como parece es definitivamente desestabilizar al gobierno”.

Sobre su presencia en Guayaquil dijo que estuvo en la sede del ECU911 ayudando a la coordinación de operativos. Se están controlando casi en su totalidad los focos de violencia, dijo, información que fue confirmada por Duart.

Agradeció a la intervención de la Policía y Fuerzas Armadas que “han hecho causa común para recuperar la calma. Después de que se declaró el estado de excepción está bastante controlado”.

“La tarea de mi presencia es evitar que aquellos que saquearon el país sigan saqueando el Ecuador. No lo vamos a permitir”, señaló Moreno.

A esos golpistas de siempre el Ecuador le está diciendo no, que se acojan a las consecuencias, dijo para reafirmar el estado de excepción que decretó esta tarde.

Pasadas las 21:00 de este jueves, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, indicó que la jornada de protestas dejó 195 personas detenidas a nivel nacional. 150 de estas aprehensiones se efectuaron en Guayaquil.

Esta nota tiene 294 palabras