Radio CRE

El teniente coronel Juan Carlos Soria descartó esta mañana que el recipiente hallado en las inmediaciones del Municipio de Guayaquil se trate de un artefacto explosivo. La alarma sorprendió tanto a empleados municipales, funcionarios de las comisarías como a moradores y transeúntes del sector.

Apoyados por canes amaestrados, agentes de la unidad antiexplosivos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional inspeccionaron los alrededor Municipio de Guayaquil buscando la supuesta bomba que habría sido colocada en el sector.

El tramo de la calle 10 de Agosto entre Pichincha y Malecón Simón Bolívar estuvo acordonado.

La Policía encontró en el área de jardinería un recipiente pequeño, que aparentemente tenía en su interior un escrito, características de un artefacto explosivo.

Según el teniente coronel Soria, aparentemente el recipiente, encontrado en el área de parqueo de vehículos municipales, del lado de la calle 10 de Agosto, era de barro y contenía un líquido con un etiquetado en su interior.

La emergencia duró entre 20 y 30 minutos. Las actividades en las comisarías se suspendieron temporalmente pero luego reanudaron sus labores.

La gente permanece aglomerada en el sitio, mientras personal que labora en el Cabildo salía de a poco.

Esta nota tiene 201 palabras