Radio CRE

Ocho allanamientos ejecutó la Policía Nacional para capturar a seis ciudadanos que estarían involucrados en las detonaciones con material explosivo registradas en la Universidad de Guayaquil.

Con apoyo de fiscales, los uniformados intervinieron en distintos sitios de Guayaquil. El general Ramiro Ortega, comandante de la Policía en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), sostuvo que el operativo empezó a las 23:00 del martes 17 y que concluyó la madrugada del miércoles.

Agregó que hallaron insumos para elaborar artefactos explosivos.

En lo que va del 2019 se han registrado seis estallidos en la universidad, pero las cuatro últimas han sido de proporciones, entre ellas la de la noche del 22 de agosto, donde quedaron destrozadas ventanas cercanas al edificio administrativo en el que despacha el rector e interventor, Roberto Passailaigue.

El presidente de la República, Lenín Moreno, y la ministra de Gobierno, María Paula Romo, llegaron a Guayaquil para pronunciarse al respecto.

En la Base Aérea Simón Bolívar, Moreno exigió a los jueces y fiscales que “estén a la altura” en el procesamiento de los sospechosos, puesto que a estos se les había encontrado material explosivo, incluso un artefacto en pleno armado.

La ministra Romo indicó que entre los detenidos constan dirigentes y exdirigentes de la Universidad de Guayaquil, sin precisar si eran a nivel estudiantil o docente.

La fiscal del Guayas, Yanina Villagómez, acompañante de las autoridades junto con el rector Passailaigue, señaló que el caso se enmarca en el delito de terrorismo y comprometió los esfuerzos de la Fiscalía para lograr una sentencia contra los culpables de las explosiones.

El delito de terrorismo se sanciona con una pena privativa de libertad de diez a trece años.

La audiencia de formulación de cargos estaba prevista para las próximas horas.

En tanto, en el Comando de la Policía fueron mostrados a la prensa los seis detenidos y en el grupo figuraban, según sus características físicas, dos jóvenes y un adulto mayor.

De los estallidos en la Universidad de Guayaquil, el rector e interventor Passailaigue ha dicho que se trata de grupos que quieren mantener el poder en la institución, oponiéndose al trabajo de la Comisión Interventora designada por el Consejo de Educación Superior (CES). Esta comisión le resta al menos un año de labores en el centro de estudios.

Universidad

El Consejo de Educación Superior (CES) resolvió hace once meses la intervención de la Universidad de Guayaquil en días de una disputa por el rectorado de la institución. El 11 de octubre pasado, simpatizantes de dos funcionarios que se proclamaban rectores se enfrentaron a piedras y palos. De las explosiones, en agosto hubo dos; la del 29 de mayo motivó la declaratoria de emergencia en el centro.

Esta nota tiene 463 palabras