Radio CRE

Los proyectos de la Universidad de la Policía Nacional y la Escuela de Formación de Fuerzas Especiales fueron anunciados por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, durante la ceremonia de condecoración de 7.600 agentes de la Policía. La universidad será la segunda institución de educación superior de la Policía, que ya cuenta con el Instituto Tecnológico Superior. El objetivo es lograr mayor grado de profesionalización de los gendarmes. La escuela de formación de Fuerzas Especiales complementará la labor de la Escuela Superior de la Policía, encargada del entrenamiento de los nuevos aspirantes.

Actualmente la Policía tiene 2.000 puestos vacantes para agentes de tropa y oficiales. El presidente de la República, Lenín Moreno, se refirió también al proyecto académico para la Policía. Mencionó que el Servicio Inmobiliar del sector público donó el terreno de 21 hectáreas, el cual está valorado en $ 12 millones, donde se construirá la universidad y los demás centros de formación para la Policía. Condecoración a policías Moreno reafirmó su apoyo a la Policía. “Todos los días ponen en riesgo sus vidas para proteger a las familias ecuatorianas, por eso el país les agradece”.

Destacó la efectividad de la Policía durante la crisis carcelaria en junio de este año, en la que 2.601 miembros actuaron para recobrar la seguridad en los centros de rehabilitación que evidenciaban una escalada de violencia. También mencionó el trabajo de los 1.500 uniformados que retomaron el control total de la parroquia Buenos Aires, en el cantón Urcuquí, provincia de Imbabura, donde miles de personas se habían asentado para dedicarse a la minería ilegal. El Mandatario afirmó que la eficiencia de la fuerza policial ha mantenido a Ecuador fuera de la lista de países más violentos.

“El informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) enumera las 50 ciudades más violentas del planeta; 45 de ellas están en América Latina, pero ninguna en Ecuador”. Añadió que la tasa de muertes violentas en la región es de 18 por cada 100 mil habitantes y que en el país la cifra está en 5,8, debajo de la media. Dijo que en nueve meses la Policía capturó 11.000 personas, decomisó 1.800 armas de fuego e incautó $ 600.000. Formuló un llamado a los operadores de justicia para que “valoren y respeten el trabajo policial. Los malos jueces y fiscales liberan a criminales con decenas de aprehensiones, de acusaciones, para que inmediatamente intenten violentar los derechos de los ciudadanos”. Según la ministra Romo, en la lucha contra el crimen organizado se ejecutaron 11 operativos “Jaque Mate”, en los cuales participaron 3.520 policías con intervenciones simultáneas en todo el país, durante tres o cuatro días seguidos”.

Esta nota tiene 443 palabras