Radio CRE
Cortesía AFP

El huracán Dorian, que recuperó la categoría 3 el miércoles, comenzó a rozar este jueves por la mañana el litoral sureste de Estados Unidos y dejó a decenas de miles de personas sin electricidad, amenazando con inundar costas bajas desde Georgia hasta Virginia con una peligrosa marejada ciclónica, tras su paso por las Bahamas como el huracán más fuerte jamás registrado en ese país y dejando una devastación generalizada y al menos 20 muertos.

Pese a que se debilitó de forma considerable, pasando de categoría 5 a 2 antes de fortalecerse de nuevo el miércoles por la noche, la autoridades estadounidense están tomando fuertes medidas para precautelar la vida de las personas que viven cerca de la costa, debido a que lo consideran aún un huracán muy peligroso.

Se espera que en las costas de los estados de Georgia y Carolina del Sur ocurran inundaciones severas, acompañadas de olas grandes y destructivas, según la cadena estadounidense Univisión.

La tormenta podría mantener su intensidad durante varios días antes de debilitarse de forma gradual hacia el sábado, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El jueves temprano, más de 68.700 usuarios en el condado Charleston y al menos 15.200 en Beaufort estaban sin electricidad (ambos están en Carolina del Sur), de acuerdo con Dominion Energy. Berkeley Electric Cooperative reportó que otros 12.600 clientes estaban sin servicio en el condado de Charleston.

En una nota de prensa, Duke Energy dijo prever que el meteoro causara apagones en 700.000 inmuebles en las carolinas y señaló que había desplazado recursos de 23 estados y Canadá para responder “tan rápido como sea posible hacerlo”.

Más de 1.500 personas acudieron a 28 refugios en Carolina del Sur. Los aguaceros comenzaron el miércoles por la noche en la histórica ciudad portuaria de Charleston, situada en una península propensa a las inundaciones.

Por el fenómeno, varias alertes de tornados han sido emitida en las Carolinas (sur y norte), sobre todo en la segunda, donde ya se han presentado algunos.

En Carolina del Norte también se reportó la primera víctima: un hombre de 85 años de murió tras caer de una escalera que estaba usando para asegurar una antena previó a la llegada de la tormenta.

Esta nota tiene 381 palabras