Radio CRE

Londres.- Manchester United se encuentra muy decepcionado por los insuiltos racistes que están recibiendo sus futbolistas como el zaguero Harry Maguire quien ha reclamado por el “fin de los patéticos ataques” en contra Paul Pogba mientras que Marcus Rashford aseguró que una agresión contra el francés “nos afecta a todos”.

Maguire y Rashford cuestionaron públicamente los ataques racistas que Pogba recibió tras fallar un penal que impidió al Manchester United vencer al Wolverhampton para alcanzar al Liverpool y al Arsenal en la cima de la Premier League.

Los “Diablos Rojos” igualaron 1-1 en campo de los “Lobos” en el cierre de la segunda fecha del torneo y ahora comparten el segundo puesto con otros siete equipos.

Pogba, de 26 años, es el tercer jugador en sufrir ataques racistas esta semana en las redes sociales tras fallar un penal, pues la misma suerte corrieron Yakou Meite, del Reading, de la segunda división, y el juvenil Tammy Abraham, del Chelsea.

“Manchester United es una familia. Paul Pogba es una parte enorme de esa familia. Si lo atacan a él nos atacan a todos”, enfatizó Rashford desde la red social Twitter.

“Ya es suficiente”, completó Rashford, quien asistió en la víspera al también francés Anthony Martial en el gol del Manchester United contra Wolverhampton.

Casualmente Pogba había discutido con Rashford sobre quién debía patear el penal, pues el juvenil atacante se hizo cargo del remate desde los doce pasos en la goleada por 4-0 de la primera fecha de la Premier League ante Chelsea.

El DT noruego Ole Gunnar Solskjaer explicó tras el partido que Pogba y Rashford son los designados para patear los penales y entre ellos deciden quién se hace cargo en el momento.

Manchester United informó que está “trabajando para identificar” al responsable del ataque contra Pogba y aseguró que “estos individuos que se expresan así no representan los valores de nuestro gran club”.

“Es motivador ver a la vasta mayoría de nuestros fanáticos condenando estas cosas en las redes sociales”, destacó Manchester United en un comunicado.

El texto agrega que el club “tiene tolerancia cero ante cualquier forma de racismo o discriminación” y lleva adelante un “compromiso a largo plazo en una campaña” contra este flagelo con la iniciativa “#AllRedAllEqual (Todos los rojos iguales)”.

“Trabajaremos para identificar a los pocos involucrados en estos incidentes y concretaremos la acción más dura que podamos.

También motivamos las empresas de redes sociales a actuar ante estos casos”, completó la nota de Manchester United.

A su vez, Maguire, el segundo refuerzo más costoso del Manchester United, sólo superado justamente por Pogba, comentó sentirse “asqueado” por los ataques contra el francés.

Además, el zaguero de la selección inglesa consideró que los usuarios de las redes sociales deberían identificarse al abrir una cuenta.

Mucho más enfática fue la reacción de Phil Neville, ex zaguero del Manchester United y actual DT de la selección femenina inglesa, pues sugirió que los futbolistas deberían boicotear las redes sociales.

“No va a desaparecer. Necesitamos tomar medidas drásticas en la comunidad del fútbol”, resaltó Neville, quien opinó que es necesario enviar “un mensaje poderoso” respecto que el racismo es inaceptable.

Un reporte de la asociación “Kick It Out”, que combate el racismo en el fútbol, reveló en julio pasado un aumento del 43% de ataques en la temporada pasada de las categorías locales, pues se registraron 274 casos contra los 192 de la 2018-19.

“El número de publicaciones como éste desde el inicio de la temporada expone que los ataques online están fuera de control”, advirtió “Kick It Out” tras la agresión contra Pogba.

El reglamento y las condiciones de uso de Twitter indican que “toma represalias contra el comportamiento que identifica a individuos con conducta aborrecible”.

Esta nota tiene 600 palabras