Radio CRE

El candidato de la oposición peronista de centroizquierda Alberto Fernández se impone este domingo en las primarias abiertas y obligatorias de Argentina, con 47,4 % de votos, contra 32,3 % del presidente Mauricio Macri, tras el escrutinio de 86,8 % de las mesas.

Macri admitió la derrota. “Hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana (lunes) a redoblar los esfuerzos”, dijo el mandatario en referencia a este comicio anticipatorio de las elecciones generales del 27 de octubre.

Macri integra la fórmula oficialista junto al senador Miguel Ángel Pichetto, mientras Fernández está acompañado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) como candidata a vicepresidenta.

Las primarias son consideradas un preciso sondeo de lo que podría acontecer en los comicios generales de octubre en Argentina, donde una crisis económica golpeó la imagen de Macri en el último año y revitalizó al peronismo en la oposición.

“Esto es algo que nadie esperaba”, dijo Macri en una conferencia de prensa en la noche del domingo.

La participación electoral fue de 75 % de los 34 millones de electores, un porcentaje considerado alto para unas primarias, informó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Los comicios podrían impactar este lunes en los mercados, que tienen a Macri como su candidato favorito y temen que Fernández pueda virar hacia una mayor intervención estatal

“Quedamos cómodos para salir primeros” en las elecciones generales de octubre, dijo Fernández a los periodistas sobre el resultado de las primarias, al llegar al búnker donde esperó el recuento oficial de votos.

El aumento de la inflación, el desempleo y la pobreza son el talón de Aquiles de Macri -y su alianza de centroderecha Juntos por el Cambio-, que apenas tendría chances de ganar si muchos votantes no vieran en él un impulsor de la transparencia y de las obras públicas.

Hasta hace meses un operador político, Fernández fue tentado por la exmandataria Cristina Fernández -de quien fuera jefe de Gabinete- para encabezar la fórmula presidencial opositora. Fernández es un político moderado que ha logrado aunar a gran parte del peronismo dentro de la coalición Frente de Todos.

Mientras que el actual presidente propone avanzar con la apertura de la economía y el ajuste del Estado, Fernández es proclive a una mayor intervención estatal para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente paralizada.

La mayoría de los partidos ya ha definido antes de las primarias a sus principales candidatos, quienes competirán por la presidencia en las elecciones generales del 27 de octubre, que se dirimirán en un balotaje -el 24 de noviembre- si ninguno de los postulantes obtiene más del 45 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Como tercera opción se presentó la fórmula del exministro de Economía Roberto Lavagna con el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, del peronismo de centro, que consiguió solo 8,7 %.

En total, hay 10 fórmulas presidenciales. En los comicios también se definen las candidaturas para renovar -en octubre- un tercio de la Cámara de Senadores (24 escaños) y la mitad de la de Diputados (130 bancas), así como candidatos a gobernador, vice, legisladores, alcaldes y representantes comunales de la provincia de Buenos Aires.

Esta nota tiene 552 palabras