Radio CRE

Milán.- El cuadro inglés del Manchester United llegó a un acuerdo con el Inter de Milán para la transferencia del goleador belga Romelu Lukaku por una cifra que rodea los 65 millones de euros más otros trece millones en bonos.

Lukaku, de 26 años, se entrenó los últimos días con el plantel del Anderlecht de su país para forzar su salida al Inter del DT Antonio Conte luego del frustrado trueque entre Manchester United y Juventus por el argentino Paulo Dybala.

El atacante belga, máximo artillero de la selección de su país con 48 goles, arribará en las próximas horas a Italia para someterse a los controles médicos de rigor antes de firmar su contrato con el equipo “neroazzurro”.

La relación entre Lukaku y los “Diablos Rojos” había llegado a un nivel de tensión extrema luego que el club decidió multarlo por su decisión unilateral de permanecer en Bélgica en vez de reincorporarse al plantel del DT noruego Ole Gunnar Solskjaer.

Inter, que debutará en el campeonato italiano el lunes 26 de agosto como local del ascendido Lecce, había ofrecido en julio 58 millones de euros, monto desestimado por Manchester United, que en 2017 pagó 85 millones al Everton para ficharlo.

“Considero que es un jugador que puede mejorar el equipo”, elogió días atrás Conte a Lukaku, a quien ya había intentado contratar durante su ciclo en Chelsea.

Pese al arribo del atacante belga, Inter insistirá en su tratativa con Roma por el delantero bosnio Edin Dzeko, cuyo representante Silvano Martina visitó la sede “nerazzurra” para evaluar la nueva propuesta.

El arribo de Lukaku y la tratativa por Dzeko profundizan las dudas sobre el futuro del argentino Mauro Icardi, a quien Conte ya le anunció que no será tenido en cuenta.

Icardi, ex capitán de Inter, sigue entrenándose por su cuenta en Milán e insiste en su deseo de permanecer en el plantel “neroazzurro” pese a la decisión del entrenador.

Esta nota tiene 312 palabras