Radio CRE

Belo Horizonte.- Tite actual entrenador de la selección de brasil se encuentra muy contento por el buen trabajo realiza en esta Copa América, luego que realizarán un gran partido ante la escuadra de Argentina y que los pone para disputar la gran final este domingo.

Será, además, la primera final de Tite al frente de la selección brasileña, algo por lo cual mostró “gratitud” y dijo que llega a ella “con mucha tranquilidad”.

“Me voy a convertir de verdad en el entrenador de la selección brasileña. Igual que la gente dice, que no fuiste jugador, si no jugaste en el Maracaná, igual, si no entrenas en el Maracaná no serás un entrenador de verdad”, bromeó.

Su rival, el argentino Lionel Scaloni, consideró en su análisis tras el partido que Argentina fue superior, algo que Tite puso en duda, ya que recordó que ellos disminuyeron la influencia de Messi y atacaron bien por las bandas.

“Él es humano, va a decirlo, pero ustedes tienen que analizarlo, la selección brasileña hizo un partido muy consistente. Quizás los aciertos de pase, ellos al perder el balón apretaban mucho, nos hacían falta para que no saliéramos a la contra“, analizó.

Tite dijo que el trabajo en el centro de la cancha de Firmino, Coutinho, Arthur y Casemiro fue “fundamental para tener el control” y “no dejar que el extraterrestre jugar”, en referencia a Messi.

“No le dimos terreno a Argentina, en un partido grande uno no domina todo el tiempo, contra Argentina a veces uno tiene posesión, otras veces el otro. No se puede concebir que un equipo sea superior porque el otro se la permitió, sino por su capacidad”, agregó.

En el apartado particular, Tite alabó tanto la “fuerza mental” como la recuperación física que hizo el lateral Daniel Alves tras su lesión de rodilla en marzo, así como destacó la “capacidad física y calidad técnica” que demostró en el partido, donde prácticamente fabricó el primer tanto, marcado por Gabriel Jesús.

“Era un jugador presionado, tenía la amarilla, el rival lo empieza a explorar, Scaloni le puso a Di María. Esto me deja muy feliz“, añadió.

Sobre el delantero Gabriel Jesús, que marcó el primer tanto del partido después de casi dos años sin marcar con la selección, Tite destacó su entrega y dijo que va a mejorar su definición por su juventud y porque está “trabajando mucho en ello. Todos lo quieren, su capacidad de persistir es importante”, comentó.

También destacó el trabajo de Phillipe Coutinho, en la presión y la construcción, y la labor del lateral Álex Sandro, que aportó “consistencia” para achicarle espacios a Messi junto al centrocampista Casemiro.

Sobre los jugadores que venían de lesión, explicó que el lateral Filipe Luis estaba para jugar 90 minutos pero quizás no para aguantar una posible prórroga, que el centrocampista Fernandinho está “en evolución” y lo habría usado de haber tenido “una necesidad fuerte” y que el extremo Richarlison no tuvo “tiempo hábil” para estar listo para jugar después de un cuadro de paperas.

Esta nota tiene 524 palabras