Radio CRE

Milán.- Las directivas de los clubes Inter de Milán y el Milan han anunciado un acuerdo para la demolición del emblemático estadio Giuseppe Meazza y la construcción de un nuevo estadio.

Lo informaron Paolo Scaroni, presidente del Milan, y Alessandro Antonello, administrador delegado del Inter, desde Lausana, adonde viajaron para apoyar a Milán-Cortina, elegidas como sede de los Juegos Olímpicos Invernales de 2026.

“Haremos un nuevo San Siro junto al viejo, en la misma área de la concesión. El viejo será derrumbado y en su lugar habrá nuevas construcciones”, afirmó Scaroni.

Ninguno de los directivos dio precisiones sobre las fechas respecto del inicio de las obras, pero Antonello aseguró que ambos clubes llevarán adelante el proyecto juntos.

Por otra parte, el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, advirtió que el Giuseppe Meazza albergará la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos Invernales de 2026, por lo cual las obras en el estadio deberán iniciar después de la cita.

“La municipalidad es dueña de San Siro, si (Milan e Inter, Ndr) deciden hacer un estadio sólo puedo decir dos cosas. Se precisará tiempo y nosotros somos dueños del estadio”, aclaró Sala.

El alcalde indicó que en la candidatura de Miláno-Cortina elegido en Lausana por el Comité Olímpico Internacional (COI) “garantizamos que en 2026 San Siro todavía estará funcionando”.

“Éste es el fin de la historia. Después de 2026, en caso de que tengamos un nuevo estadio, decidiremos el futuro de San Siro. Por ahora, estamos en condiciones de confirmar que será la sede de la ceremonia de apertura”, insistió Sala.

Pero Scaroni resaltó que “el área es icónica” y ninguno de los dos clubes de Milán “desea irse a otra parte”, pues el estadio Giuseppe Meazza se encuentra en el distrito San Siro.

“San Siro es San Siro, el mundo conoce San Siro y no queremos irnos a ninguna otra parte. Pero espero ver las Olimpíadas en el nuevo estadio que construiremos”, había expresado Scaroni, una idea descartada luego por Sala.

Esta nota tiene 321 palabras