Radio CRE

Sao Paulo.- La selección brasileña de fútbol reencontró su juego y se despacho con tremenda goleada ante Perú por 5 goles a 0 ganando el Grupo A y clasificar a los cuartos de final en la Copa América, dejando a Perú para depender de otros resultados y poder seguir a siguiente ronda.

En el estadio Arena Corinthians, el equipo de Tite humilló a la selección “incaica” con goles de Casemiro a los 12 minutos, Roberto Firmino a los 19, Everton a los 32, Dani Alves a los 53 y Willian a los 90.

Con este resultado, sumado a la victoria 3-1 de Venezuela sobre Bolivia, el Grupo A cerró con Brasil con siete puntos; la “Vinotinto” –también clasificada- con cinco; Perú, con cuatro (y diferencia de gol de menos tres), y Bolivia sin unidades.

Ahora Brasil espera en cuartos por uno de los dos mejores terceros, que podría ser Argentina si el conjunto liderado por Lionel Messi –que el domingo se mide con Qatar- culmina en el tercer escalón del Grupo B.

El equipo de Ricardo Gareca, en tanto, necesita de un empate entre argentinos y qataríes, o que Paraguay no le gane a Colombia, para festejar el domingo su pase a la próxima ronda. Caso contrario, deberá esperar a que Japón no derrote el lunes a Ecuador.

El “Scratch”, que era mirado de reojo por la “torcida” tras su eliminación en cuartos en el Mundial de Rusia 2018 y su inicio con dudas en la Copa América, exhibió todo su poderío frente a Perú. Esta vez, con una actuación brillante a nivel colectivo, no extrañó en absoluto al lesionado Neymar.

El gol de Casemiro a la salida de un tiro de esquina -cabezazo de Thiago Silva en el primer palo, y doble cabezazo del hombre del Real Madrid entrando por el segundo (la primera pelota, impactó en el palo)- inclinó rápidamente la balanza de un partido que había comenzado parejo.

Y poco después, el cotejo se rompió de manera definitiva con un grave error del arquero Pedro Gallese, que remató sobre el cuerpo de Firmino. El delantero del Liverpool estiró su pierna, la pelota impactó en ella, rebotó en el palo y volvió a los pies del atacante brasileño, que eludió al portero y definió a la red sin siquiera mirar el balón.

El 2-0 adverso, sumado al error del meta, demolieron a Perú, que ya no recuperó su habitual juego de toque y se hizo cada vez más frágil atrás. Antes del entretiempo, Everton elevó la cuenta con un remate bajo al primer palo, desde fuera del área.

La cuestión que debía dilucidar Gareca era la conveniencia o no de ir a buscar el descuento, exponiéndose a recibir más goles. Con el ingreso de Edinson Flores por Yoshimar Yotún para el complemento, dio señales de optar por lo primero.

Con el cuarto gol ya concretado –doble pared de Arthur con Alves en la jugada previa, y asistencia de Firmino para una gran definición del capitán- el técnico argentino cambió de idea, y hasta el “ausente” Paolo Guerrero fue reemplazado.

Igualmente llegó un tanto más, golazo del sustituto Willian desde fuera del área. Brasil incluso pudo llegar a la media docena si Gallese no le hubiera detenido un penal a Gabriel Jesús en tiempo añadido.

Esta nota tiene 559 palabras