Radio CRE

Pamela Martínez, exasesora presidencial y exjueza constitucional, quien está detenida por el denominado caso “Arroz Verde”, fue trasladada a una cárcel en Quito, la semana pasada. Ella se encontraba en la cárcel de Latacunga, Cotopaxi.

Así lo señaló la fiscal general del Estado, Diana Salazar, en una entrevista radial, este martes. En algún momento, dijo, que se criticó el por qué del traslado.  A Salazar le preguntaron -en la entrevista radial- si es que Martínez fue agredida en Latacunga y respondió: “a raíz de eso es que se tomaron esas medidas y ella fue trasladada”.

La Fiscal no detalló qué tipo de agresión sufrió la exvicepresidenta de la Corte Constitucional. Su abogado, Édgar Molina, se refirió al tema y dijo: “creo que sí, pero algo leve”, aunque indicó que se pronunciará con más detalles cuando exista un documento oficial.

En medios digitales se aseguró que la excolaboradora presidencial fue apuñalada. No obstante, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (PPL) lo negó. En un comunicado mencionó que esa información es falsa.

Ante la publicación realizada por @Primicias, @SNAI_Ec informa que esta información es falsa, por lo que se solicita la responsabilidad de este medio de comunicación.

El caso Arroz Verde partió de una investigación difundida por los portales La Fuente y Mil Hojas en la que se denunció que empresas que contrataron con el Estado entregaron $11.6 millones en “donaciones voluntarias” para la campaña de Alianza PAIS cuando en realidad, según la nota de prensa, los dineros fueron parte de un “sistema de sobornos”.

Las anotaciones que llevó Martínez y su testimonio fueron parte de los elementos de convicción que presentó la Fiscalía en contra de los exfuncionarios Alexis Mera y María de los Ángeles Duarte. El primero está detenido, la segunda tiene medidas cautelares. Por el caso Arroz Verde también guarda prisión Laura T.

Esta nota tiene 320 palabras