Radio CRE

El ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar) conservó este sábado por séptima vez consecutiva la ‘maglia’ rosa de líder del Giro de Italia tras llegar en el cuarto lugar, a un día de la llegada final. El español Pello Bilbao se quedó con la etapa 20.

La última prueba consistirá en una contrarreloj individual, en terreno plano, que será este domingo en Verona.

Este sábado, al cabo en una ruta de 194 km, entre Feltre y Croce D´Aune, Carapaz conservó la distancia que le separa de su inmediato perseguidor, el italiano Vincenzo Nibali, a 1 minuto 54 segundos.

De ganar esta edición 102ª del Giro de Italia, Carapaz sería el segundo sudamericano en obtenerlo, ya que en el 2014 el colombiano Nairo Quintana, también del equipo Movistar, fue el primero en lograrlo.

Pero Carapaz ya es el sudamericano con más maglias rosas consecutivas en los 102 años del Giro al superar con su séptima ‘maglia’ rosa seguida (etapas 14, 15, 16, 17, 18, 19 y 20 en este 2019) a Quintana, que logró las seis (etapas 16, 17, 18, 19, 20 y 21 del 2014) seguidas de las nueve que el colombiano tiene en total.

En la edición de este año, Carapaz ya superó las cuatro camisetas rosadas consecutivas que había obtenido otro colombiano, Rigoberto Urán, que fue líder tras las etapas 12, 13, 14 y 15 en el 2014.

El ecuatoriano avisó sobre el peligro de sus rivales a dos días del final de la prueba el domingo en Verona.

“No podemos descartar a ninguno de los seis primeros para la lucha por el podio o incluso por la carrera”, avisó Carapaz al terminar la etapa. “Mañana es un gran día, una etapa con muchísima montaña, muy dura”, continuó.

“Confío en mi equipo y ellos también tienen mucha confianza en nuestras posibilidades. Será un día que decidirá mucho en este Giro y seguro que habrá un bonito espectáculo para todos”, añadió el ecuatoriano, que sueña con conquistar su primera gran ronda ciclista a los 26 años.

“Contábamos con que gente como (Miguel Ángel) López y (el equipo) Astana se podían mover hoy”, explicó Carapaz. “Nosotros hemos ido muy tranquilos todo el día y Mikel (Landa) ha jugado un papel importantísimo para mí. Más que un compañero de equipo, con él tengo un líder en quien fijarme y aprender mucho”.

“Tiene mucha más experiencia que yo, dirige bien a todo el equipo y eso se nota en la carretera”, dijo sobre el vasco, que continúa 4º en la general a tan solo 47 segundos de entrar en el podio.

Las última etapa

La 21ª y última etapa será este domingo, una contrarreloj individual con largada en Verona Feria y meta en Verona Arena, de 15,6 km. “Contrarreloj en el circuito Torricelle (de los campeonatos del mundo) recorrida en sentido antihorario. Primera parte en avenidas rectas y muy anchas. Luego, 4,5 km cuesta arriba al 5% de pendiente con algunas rampas y con una carretera más angosta que la primera parte. Luego GPM y el tiempo intermedio en la cima de la subida. Siguen 4 km de descenso por carreteras como las del ascenso. Últimos 3 km a lo largo de las calles de la ciudad con algunas curvas en ángulo recto. Llegada a Piazza Bra y en la Arena de Verona”.

“Los últimos kilómetros serán por calles urbanas anchas y rectas. El cronometraje final estará en Piazza Bra antes de entrar en la Arena. La recta final es de 150 m y 6,5 m de ancho sobre asfalto”.

Esta nota tiene 601 palabras