Radio CRE

París.- Luego de cuatro años que se juega Roland Garros es la Primera vez que los tres gigantes del tenis mundial, Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal que están presentes en el Abierto de Francia donde cada uno de ellos seguirán rompiendo récords para su vida tenística.

El hecho de que el indiscutible rey de la arcilla, el español Rafael Nadal, esté buscando su duodécimo título de Roland Garros es casi increíble, aunque también lo es que el número uno del mundo, Novak Djokovic, tenga buenas posibilidades de volver a ganar cuatro títulos del Grand Slam consecutivos.

Y luego está Roger Federer, quien regresará al Abierto de Francia después de tres años de autoimpuesto exilio con el objetivo de ganar el título por segunda vez, una década después del lograr el primero.

También debería prestarse atención a figuras emergentes como el griego Stefanos Tsistipas, que ha derrotado a Federer y Nadal este año; el austriaco Dominic Thiem, finalista del torneo el año pasado; y el alemán Alexander Zverev, que si bien no ha hecho una muy buena temporada puede ser un rival peligroso para cualquiera.

Sin embargo, una vez más gran parte de la atención estará centrada en Nadal, quien ha perdido solo dos partidos en Roland Garros desde que ganó el torneo en 2005 en su debut.

Si bien este año las lesiones han complicado su juego y perdió en semifinales en tres torneos sucesivos en arcilla -Montecarlo, Barcelona y Madrid-, Nadal ganó la semana pasada la final del Abierto de Roma frente a Djokovic, por lo que indudablemente comenzará el torneo como el hombre a vencer mientras busca su décimo octavo título de Grand Slam, dos menos que el récord de Federer.

“Creo que está llegando a su máximo y va a estar mucho mejor en cuartos de final o en semifinales”, dijo a Reuters el excampeón de Roland Garros Mats Wilander, que trabaja como analista para Eurosport.

“Tal vez su temporada en arcilla haya sido más fluctuante este año, pero también puedes ganar el Abierto de Francia en partidos a cinco sets”, agregó.

Hace 12 meses, Djokovic, quien cumplió 32 años esta semana, llegó a París con muchos problemas con su juego. No obstante, su eliminación en cuartos de final provocó un retorno a su mejor nivel, ya que posteriormente el serbio ganó Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos y el Abierto de Australia, sumando 15 torneos de Grand Slam a su palmarés.

Después de ganar el título en Madrid este mes, el número uno del mundo llegará esta vez a la capital gala buscando repetir los cuatro Grand Slam consecutivos que ganó en 2016.

Su victoria sobre Andy Murray en la final de Roland Garros de ese año significó que se convirtiera en el primer tenista en conseguir de forma consecutiva los cuatro eventos principales del calendario tenístico desde Rod Laver en 1969.

“Eso sería increíble, sería más grande que si Rafa gana su duodécimo Abierto de Francia”, aseguró Wilander.

Federer, por su parte, hizo su debut en el Abierto de Francia en 1999 y logró en 2009 completar títulos en los cuatro Gran Slam al derrotar a Robin Soderling en la final.

Esta podría ser la última oportunidad de repetir esa hazaña para el suizo, que cumplirá 38 años en agosto.

Esta nota tiene 562 palabras