Radio CRE

En una rueda de prensa en la que no hubo espacios para preguntas, el prefecto de Guayas, Carlos Luis Morales, comunicó el inicio de acciones para terminar unilateralmente el contrato para el dragado del islote El Palmar. “He procedido a disponer al fiscalizador de la obra suspenda de inmediato el contrato, se abstenga de poner visto bueno a planilla alguna y me presente un estado detallado del caso”, dijo Morales. También estuvo acompañado de la viceprefecta, Susana González.

Informó que ya se está realizando la primera auditoría interna en la institución, a cargo de la firma internacional Deloitte.

El hacinamiento de material combustible en bodegas, exceso de archivos en reducidos espacios, oficinas sin instalaciones eléctricas adecuadas o la falta de sistemas contraincendios, son parte de las novedades que ha encontrado la nueva administración del prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, en el edificio del Gobierno Provincial.

“El estado físico de las instalaciones es lamentable (…). Esto y otras consideraciones administrativas me obligan a cerrar al público la atención por al menos 60 días, a fin de conocer y poner en orden, en todo aspecto, los elementos que me permitan la buena administración que ustedes se merecen”, dijo.

La nueva autoridad indicó que la auditoría ha adelantado, además, que el saldo en caja que recibió en el primer día que asumió -15 de mayo- no “representa la magnitud de la gestión que necesita y merece este, el Gobierno de Guayas”. Pero no detalló cifras sobre cómo recibió financieramente a la Prefectura del Guayas. Esa entidad estuvo dirigida en dos periodos por Jimmy Jairala, por Centro Democrático, un movimiento al que también perteneció Morales.

El recorrido de las instalaciones comenzó en el cuarto de ascensores, que da hacia el lado del malecón. Julio Jalón, coordinador del Departamento de Seguridad de Salud Ambiental, acompañó a los medios. En esa área había una refrigeradora, una olla arrocera, una cocina “lo cual es anti técnico”, dijo. “Lo más crítico que se ha encontrado es la falta de detención de incendios, el hacinamiento inadecuado de material”, refirió Jalón.

Morales también adelantó que hará realidad la concesión de la vía Jujan – Babahoyo – Quevedo – Pueblo Viejo junto con el prefecto de Los Ríos, Johnny Terán. También ordenó al fiscalizador del dragado del río Guayas la suspensión del contrato y que le entregue un informe hasta el 23 de mayo próximo. “Son pasos para iniciar ña terminación unilateral del contrato para una nueva contratación a precios convenientes”, dijo Morales.

El Prefecto envió un mensaje al personal de la institución acerca de que no tienen por qué preocuparse. Sin embargo, dijo que el caso sería distinto si se comprueban irregularidades o violaciones constitucionales, ilegalidades, actos u contratos con objeto ilícito.

 

Esta nota tiene 467 palabras