Radio CRE
Cortesía Diario El Universo

Una caravana de vehículos que se extendió por más de 20 cuadras, a lo largo de más de seis calles en el corazón del Suburbio de Guayaquil, acompañó a la despedida del alcalde de Guayaquil Jaime Nebot.

La marea de vehículos tuvo como punto de partida la esquina de las calles 38 y García Goyena, tradicional sector de mítines políticos. Esa esquina y las calles aledañas permanecían totalmente bloqueadas al tránsito de cualquier vehículo que no fuera parte de la caravana, desde inicios de la tarde.

No hubo el tradicional tarimazo. En 9 de Octubre y Malecón Simón Bolívar, donde en otras cinco ocasiones el alcalde Jaime Nebot se dirigió a sus simpatizantes encima de una tarima, ayer apenas hubo unos potentes parlantes y dos pantallas gigantes para contar en audio y video los pormenores de la caravana motorizada que encabezó el burgomaestre.

Nebot arribó a la av. Barcelona aproximadamente a las 16:20, entre los apretujones de sus simpatizantes, quienes pugnaban por saludarlo y hacerse una foto. La procesión de automóviles avanzaba muy lentamente por las calles Oriente, Cristóbal Colón, Argentina y Leonidas Plaza.

Luego de un trayecto que duró más de tres horas, Nebot llegó a la 9 de Octubre a bordo de un camión que también transportaba a su esposa, Cynthia Bohrer, y a sus hijas, Nicole y Melissa.

Desde el camión, en medio de vítores y consignas ciudadanas de agradecimiento por las casi dos décadas de administración municipal, Nebot recordó que esa avenida principal de la ciudad se convirtió en el sitio donde se han celebrado muchos triunfos. “Fue desde aquí cuando dijimos al opresor somos libres, libres ustedes, libres nosotros, libres tus hijos, libres tus nietos, libre Guayaquil, libre el Ecuador…”.

Atrás de Nebot en un vehículo similar estaba la vicealcaldesa Doménica Tabacchi, el prefecto electo del Guayas, Carlos Luis Morales, la viceprefecta electa, Susana González, actuales concejales y recién electos, y dirigentes del Partido Social Cristiano (PSC).

El alcalde también agradeció a la ciudadanía por haberle permitido servir y pidió que apoyen a Cynthia Viteri, alcaldesa electa que lo sucederá el próximo 14 de mayo. “Nebot no se va, Nebot no se despide, aquí me quedo con ustedes, en esta ciudad (…) el barco sigue su rumbo, hemos cambiado de capitán, hoy tenemos una capitana de lujo, apasionada, seria, honesta y capaz; luchen junto a ella como lucharon junto a mí… Cynthia y ustedes harán algo más grande en Guayaquil…”.

La caravana de despedida fue multitudinaria, y la lluvia que cayó en Guayaquil no detuvo a los simpatizantes.

El alcalde no se refirió a una eventual candidatura presidencial, pese a que en todo el recorrido sus simpatizantes gritaron: “Nebot, presidente”.

Esta nota tiene 455 palabras