Radio CRE

Fuego comenzó por detonación de artefacto explosivo, según ministra del Interior.

La Policía Nacional investiga las causas de la explosión registrada este martes 7 de mayo en un vehículo en el interior del campus de la Universidad de Guayaquil y que pertenecía a un funcionario académico.

La general y jefa de la Zona 8 de la Policía, Tanya Varela, responsable del área donde se produjo la deflagración, explicó a los medios que aún se desconocen los motivos del suceso, y que efectivos de diferentes unidades analizaban cualquier pista.

“Aproximadamente a las 14:00 horas se escucha una explosión en el interior de la universidad y todo el personal que se encontraba al interior del edificio donde funciona el Bienestar Estudiantil, toman las precauciones y deciden salir porque no sabían dónde se había suscitado el hecho”, manifestó.

Precisó que el coche que fue objeto de la explosión y que quedó consumido completamente por las llamas, pertenecía al director de Bienestar Estudiantil, Rubén Barberán, y que de acuerdo a las primeras pesquisas, no conocía de ninguna amenaza contra su persona.

“Tenemos que esperar. De acuerdo al diálogo que mantuvimos con él, el director no tiene ningún problema con los estudiantes, pues les soluciona problemas”, refirió Varela.

La jefa policial explicó que tras el suceso, inmediatamente acudieron al lugar efectivos de la Policía Preventiva del sector y personal de Criminalística, miembros de la Policía Judicial, y del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), además de un equipo especializado en explosivos.

“Estamos levantando toda la información para poder establecer cuál fue la causa por la que se produjo este incendio y esta explosión”, añadió la autoridad policial, quien no pudo descartar que haya sido producto de la detonación de un artefacto.

“Eso no lo podemos verificar, certificar, ni aseverar hasta que el equipo de explosivos del GIR nos dé una versión oficial”, aclaró y apuntó que la Policía dará a conocer información cuando disponga de más detalles del suceso.

En el marco de las pesquisas que se están siguiendo en este caso, abundó, los agentes policiales tratan de comprobar si hubo algún testigo o persona cercana al vehículo cuando se produjo la explosión, así como cámaras de vigilancia o miembros de la seguridad del centro académico que puedan aportar alguna pista.

El carro estaba estacionado en los parqueaderos de la Facultad de Educación Física de la Universidad de Guayaquil. No se registraron personas heridas.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU 911 informó que se coordinó el despacho de recursos del Cuerpo de Bomberos Guayaquil y unidades especializadas de Policía.

El representante jurídico del centro de estudios superiores, Roberto Bhrunis, calificó el hecho de “acto terrorista” y aseguró que se investigará hasta las últimas consecuencias.

“No nos van a amedrentar que actos de esta naturaleza, que son ceñidos contra la moral, nos puedan a nosotros amilanar”, apuntó Bhrunis al recalcar que la Comisión Interventora continuará con su trabajo.

Dijo que se han interpuesto las denuncias formales ante la Fiscalía, “para que se den con los autores y responsables”.

Esta nota tiene 518 palabras