Radio CRE

Esta gestión, sumada a la respectiva capacitación, contribuye para que los agricultores de esta parroquia rural de Guayaquil tecnifiquen sus cultivos

A más de una hora y media de Guayaquil, viajando en lancha 40 minutos aproximadamente, desde Posorja (parroquia rural del cantón), se ubica la isla Puná, que alberga cinco comunas: Bellavista, Subida Alta, Estero de Boca, Campo Alegre y Cauchiche. Precisamente en Cauchiche, la Dirección Provincial de Productividad y Desarrollo, de la Prefectura del Guayas,  clausuró su Programa de Capacitación y Fortalecimiento Agrícola, entregando, además, 300 kits agrícolas, que incluyen bomba de fumigación y  machete) a los beneficiarios.

En la ceremonia estuvieron los presidentes de las comunas: César Solano (Cauchiche); Maritza Medina (Estero de Boca); Erick Quinde (Subida Alta); Nelson Jordán (Bellavista) y Francisco Cruz (Campo Alegre), y el director de Productividad, Carlos Morán.

A pesar de la distancia y dificultades para acceder al sitio, técnicos de Productividad impartieron por 40 días las capacitaciones a los comuneros, que se dedican a actividades como la pesca y la agricultura, con el objetivo de mejorar su forma de trabajar la tierra, optimizar sus recursos y generar una  mayor productividad. Este apoyo ha evidenciado resultados visibles en las comunidades, como el aprovechamiento de sembríos, dotación de fertilizantes para evitar las plagas, mejoramiento de cosechas, entre otros logros.

Félix Anastacio, de 82 años, a quien la edad no ha restado los bríos para seguir trabajando en sus cultivos de chirimoya y sandía, acudió acompañado de su hija Obdualia a recibir su kit, agradecidos conmovidos a la prefecta Mónica Becerra por esta iniciativa. “Me parece muy bueno este trabajo de la Prefectura, porque no solo fue cuestión de entregar las herramientas, sino un taller en el cual uno ha aprendido mucho. Por ejemplo, identificar que nosotros no hacemos agricultura poniéndole químicos, sino que todo es orgánico. También que debemos arar la tierra y que hay herramientas que nosotros no utilizamos porque creemos que no es necesario o ya sabemos identificar el tipo de suelo; son cosas que a veces por costumbre creemos que hacemos bien y no es así”, manifestó su progenitora. Anastacio aprovechó también para destacar la presencia de los técnicos de la Prefectura en lugares tan alejados como Puná, pero no olvidados gracias a la  disposición de la máxima autoridad de la provincia.

“Cauchiche tiene muchas cosas por ofrecer, solo es cuestión de que la gestión se dinamice y sea mejor. Agradecerle por esta gestión que la prefecta Becerra está realizando en espacios como éstos, que están tan alejados y que parece muy imposible que puedan venir, pero que están aquí”, destacó Obdulia.

Wilson Gonzabay, otro beneficiario, resaltó el aporte que la Prefectura ha hecho a su comunidad, en el fortalecimiento y la tecnificación de sus conocimientos. “Tenemos nuevas alternativas de cómo producir y hacer producir nuestra tierra. Esperamos seguir recibiendo el apoyo de todas las autoridades y con este equipo podremos contrarrestar las plagas y enfermedades en nuestras plantas. Este kit lo vamos a utilizar de la mejor manera. Aquí se demuestra que no estamos olvidados”, expresó.

El director Morán mencionó, como cierre del evento, que para la Prefectura no es impedimento llegar hasta sitios o puntos alejados en la provincia, como se lo ha hecho desde el 2014 con iniciativas de emprendimiento y productividad motivadas por la actual Prefecta. “Han sido varias semanas de capacitación, de poner en práctica los conocimientos y hacer un seguimiento a las comunidades. Un trabajo intenso de nuestros técnicos agrícolas, sin descanso, pero con la gran retribución de saber que nuestros agricultores aportarán con el fomento productivo de nuestra provincia”, apuntó.

Las entregas de estos kits agrícolas a comunidades capacitadas por la Prefectura continuarán en los días siguientes en Durán, Samborondón y las parroquias rurales guayaquileñas de El Morro y Tenguel.

Esta nota tiene 646 palabras