Radio CRE

Tulcán – La avalancha registrada en la vereda Portachuelo, en el Municipio de Rosas, Colombia, que suma más de 18  muertos y 10 desaparecidos mantiene incomunicado a Popayán con el Puente Internacional de Rumichaca, desde el domingo anterior.

Mientras se realizan los trabajos de remoción de escombros y limpieza de calzada, el tránsito vehicular fue suspendido. En la mañana se intentó habilitar un carril, pero las lluvias y la inestabilidad de la zona obligaron a cerrar nuevamente la vía Panamericana que comunica con las ciudades de Pasto, Ipiales y Tulcán.

Los grandes volúmenes de tierra que cayeron desde el cerro El Broncaso arrasaron ocho viviendas. El talud y la avalancha cubrieron la carretera con los aludes que obstruyen la movilidad normal.

Viajeros ecuatorianos están atascados en Popayán, según trascendió, viajaron a visitar a familiares y en plan de turismo. El ecuatoriano Patricio Andrade, quien está cerca del deslave dijo que lleva tres horas en el lugar intentando superar el tramo para dirigirse a Ibarra Ecuador.

En cambio que, en Ipiales y Pasto ecuatorianos de Otavalo, Quito y Guayaquil intentan abordar el transporte público para dirigirse a Cali y Bogotá, en plan de negocios o comercio.

La terminal terrestre de Ipiales desde la noche del domingo está abarrotada de viajeros que pugnan por retornar después del feriado de Semana Santa hasta varias ciudades colombianas.

En las últimas horas fueron encontrados tres cuerpos más, en el lugar existe dolor y consternación.

Haber Torres, quien perdió a su madre, padre, hermana, sobrino, tío, entre otros, contó que el fenómeno natural los cogió dormidos. Fueron arrastrados por varios metros y luego evacuados de entre el lodo y el agua, por los vecinos.

Esta nota tiene 288 palabras