Radio CRE

Ocho explosiones se han sucedido el Domingo de Resurrección en cuatro establecimientos hoteleros y tres iglesias, principalmente en Colombo

Bombay / Colombo.-  Al menos 207 personas han muerto y hay más de 450 heridos, según el portavoz de la Policía, Ruwan Gunasekera. Entre los fallecidos hay al menos 36 extranjeros, este domingo 21 de abril en una sucesión de fuertes explosiones en iglesias y hoteles de lujo en Sri Lankaseis, seis por la mañana y dos por la tarde. Al menos dos de ellas fueron obra de kamikazes, según testigos, pero el portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera, que indicó que se llevaron a cabo tres arrestos, afirmó que no podía “confirmar si fueron ataques suicidas”..

Ocho personas han sido detenidas hasta el momento en relación a los atentados, según ha anunciado el primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe. “Hasta ahora los nombres que tenemos son locales” pero los investigadores intentan saber si tienen posibles “vínculos con el extranjero”, ha declarado en un mensaje en televisión el jefe del Gobierno, sin dar más detalles.

Aunque ningún grupo ha asumido la autoría de los ataques, el ministro de Defensa esrilanqués, Ruwan Wijewardene, había informado antes del mensaje del primer ministro de que los culpables han sido identificados y los calificó de extremistas religiosos. Wijewardene ha añadido que los responsables de la mayoría de los atentados eran suicidas y que la ola de ataques se debe a un único grupo de terroristas-

Los ataques de este Domingo de Resurrección son los más sangrientos desde que terminó la guerra civil en Sri Lanka, un conflicto étnico-religioso que enfrentó a la mayoría budista y a la minoría hindú tamil durante más de dos décadas.

Ante la gravedad de la situación, el gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y el bloqueo temporal de las redes sociales.

El primer ministro esrilanqués Ranil Wickremesinghe calificó los ataques de “cobardes” e hizo un llamado por la unidad del país.

El arzobispo de Colombo, Malcom Ranjit, exhortó al gobierno de Sri Lanka a “castigar sin piedad” a los responsables, a través de una “investigación sólida imparcial”.

El papa Francisco expresó dirigiéndose a los fieles reunidos en la Plaza San Pedro del Vaticano su “tristeza” y se declaró cerca de “todas las víctimas de una violencia tan cruel”.

Sri Lanka (21 millones de habitantes) es un país mayoritariamente budista que cuenta con unos 1,2 millones de católicos. Junto al 70% de budistas, los hindúes representan un 12%, los musulmanes un 10% y los cristianos un 7%.

Esta nota tiene 437 palabras