Radio CRE

Marcela Aguiñaga presentó un informe de minoría, en el que sugiere destituir a presidenta.

Sin la presencia de Marcela Aguiñaga, una de sus integrantes, la comisión multipartidista -conformada para investigar a Elizabeth Cabezas- aprobó este 12 de abril de 2019 el informe que recomienda abstenerse de sancionar a la presidenta de la Asamblea Nacional.

En la sesión, que duró más de 30 minutos, María Mercedes Cuesta, presidenta de la mesa ocasional, reiteró lo que había anunciado en la víspera: “los hechos denunciados se fundamentan en un audio ilegalmente obtenido, contraviniendo el artículo 164 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Esta práctica coloca a la Asamblea en una posición de vulnerabilidad, debido a que los temas que se tratan son de seguridad nacional”.

De allí que la comisión, con los votos de Cuesta y del oficialista Fausto Terán, acogieron y aprobaron el documento que sugiere no sancionar a Cabezas, “por no existir elementos fácticos y ni jurídicos”.

En paralelo, Aguiñaga -quien desde un inicio rechazó la postura de los otros comisionados- presentó un informe de minoría, en el que recomienda destituir a la titular del Legislativo. “Rechazo el actuar de comisión, cuyos miembros han incumplido el mandato del CAL y del pleno de la Asamblea, aduciendo falacias con la finalidad de no investigar y en razón de otras arbitrariedades, presenté mi informe de minoría”.

Una vez aprobado el informe de la comisión, el pleno deberá reunirse y debatir dicho documento.

La Asamblea aprobó el 4 de abril de 2019 la conformación de la comisión tripartita, que desde entonces tenía 10 días para elaborar un informe con sus recomendaciones respecto de la denuncia, presentada por la asambleísta Amapola Naranjo, quien señala a Cabezas luego de que se filtrara un audio de una conversión entre la titular de esta función del Estado y la secretaria de Gestión de la Política, María Paula Romo, sobre la votación de la propuesta para investigar presuntos nexos del presidente de la República, Lenín Moreno con empresas offshore.

En su momento, Elizabeth Cabezas aseguró que no hay nada ilegal en la conversación y cuestionó una “suerte de espionaje” al interior del Legislativo.

Esta nota tiene 367 palabras