Radio CRE

Caracas.- Integrantes de la policía de Venezuela han atacado a un periodista de origen polaco y lo asustaron cuando le apuntaron con un arma de fuego, así puso la denuncia al sindicato de trabajadores de prensa quien ha calificado este hecho de un nuevo evento para acosar a reporteros por intermedio del gobierno de Nicolás Maduro.

Tomasz Surdel, del Gazeta Wyborcza polaco, fue detenido el jueves por la noche por agentes de policía pertenecientes a un grupo de fuerzas especiales conocido como FAES, que inicialmente pidió ver sus documentos, dijo a través de Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

Los oficiales entonces cubrieron la cara de Surdel, lo golpearon en la cabeza con un objeto contundente y lo amenazaron a punta de pistola, agregó el sindicato.

En un video difundido por el sindicato tarde el viernes en Twitter, el periodista dijo fue detenido la noche del jueves cuando se desplazaba en su auto hacia su residencia poco después de salir de la casa del cónsul de Polonia.

“Yo di mi cédula venezolana de extranjero, que dice que soy periodista (…) apenas me bajé del carro, por detrás me pusieron una capucha en la cabeza y me comenzaron a dar coñazos (golpes) (…) y luego cuando me sacaron la capucha, ya tenía una pistola apuntando hacia mi”, relató Surdel.

El Ministerio de Información no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Maduro acusa a los medios extranjeros de exagerar los problemas del país para empañar la imagen del gobierno en el exterior.

El gobierno, cada vez más aislado, arrestó esta semana al reconocido periodista radial Luis Carlos Díaz después de que los medios estatales lo acusaran de estar involucrado en un mega apagón nacional. Díaz fue excarcelado más tarde, pero no puede hacer declaraciones públicas ni salir del país sin autorización y debe presentarse ante la Justicia cada ocho días.

La semana pasada, agentes de inteligencia militar detuvieron al corresponsal independiente estadounidense Cody Weddle, quien al día siguiente fue deportado tras interrogarlo sobre sus informes de deserciones por parte de oficiales militares, según indicó el reportero al llegar a Estados Unidos.

El presentador mexicano Jorge Ramos, de la cadena estadounidense de televisión en español Univision, fue detenido a fines de febrero mientras entrevistaba a Maduro en el palacio de gobierno y luego fue deportado junto con su equipo de producción.

Esta nota tiene 402 palabras