Radio CRE

Brigada de URRA detecta problemas de la piel y falta de cuidado adecuado. Charlas buscan lograr una tenencia responsable de animales.

Sábado, 9 de marzo de 2019.- Pamela Carvajal escuchaba a la doctora veterinaria Paola Huacón cuando esta mañana le daba instrucciones sobre la importancia de vacunar a los animales del hogar, y sobre cómo mejorar el cuidado de los perros french poodle que la joven y su primo llevaron hasta la brigada de la Prefectura del Guayas que atendió, este sábado, en el centro de Jujan.

Estrella Marina, de siete meses, y Leonardo, de cuatro, aún no han sido vacunados. Por ello, la veterinaria de la Unidad de Recuperación y Rescate Animal (URRA) de la Dirección de Bienestar Animal y Gestión Social de la Corporación Provincial, le previno a Pamela sobre las enfermedades a las que están expuestas no solo las cachorras sino también los seres humanos.

La vacuna cuádruple previene la leptospirosis, que puede ser transmitida por las heces u orina de las ratas a los perros y estos, a su vez, la pueden transmitir a los seres humanos. “No sabía de las enfermedades que pueden contraer”, dijo sorprendida la joven.

Personal especializado de la Prefectura del Guayas atendió de manera conjunta con personal del Municipio de Jujan, para desparasitar a perros y gatos a partir de los dos meses, y dar atención veterinaria. “Las patologías que más se han detectado es de enfermedades de piel, alergias y casos de animales que no han sido vacunados. Por eso, tratamos de concientizar a las personas de cuán importante es vacunarlos”, dijo la galena.

Milton Carrasco Oleas llevó a Blanca Capullo, una gata de seis meses que está al cuidado de sus sobrinos. “Me parece muy bien la asistencia porque es algo importante que hayan venido al cantón, porque hay veces que uno no desparasita ni vacuna a sus animalitos”, dijo el joven de 19 años, tras escuchar a la doctora Huacón, quien le advirtió que los gatos que no reciben la vacuna triple pueden contraer sida felino o leucemia.

Silvia Acosta, de 46 años, vive en el barrio Malecón. La mañana de este sábado aprovechó para llevar a sus dos perros –Humo, un perro salchicha, de siete meses; y, Sofía- para que los desparasiten y le hagan un chequeo. Ambos animalitos están en buen estado, aunque no les puede realizar controles permanentes por la situación económica. “Ellos son un miembro más de la familia y les toma mucho cariño y hoy los hice atender como atendería a cualquiera de mis niños”, dijo.

Esta nota tiene 445 palabras