Radio CRE

Un juez federal sentenció a Paul Manafort este jueves a 47 meses de prisión, casi 4 años, por estafar a los bancos y al gobierno y no pagar impuestos sobre los millones de dólares en ingresos que obtuvo de la consultoría política ucraniana, cargos que surgieron de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

“El acusado culpa a todos, desde la oficina del fiscal especial hasta a sus clientes ucranianos, por sus propias decisiones criminales”, escribieron los fiscales en un último expediente judicial esta semana ante el juez TS Ellis en Alexandria, Virginia.

El juez TS Ellis dijo que creía que la sentencia recomendada de 19 a 24 años sería “excesiva” para Paul Manafort.

Manafort debe pagar millones de dólares

El juez Ellis ordenó que Manafort también tendrá que pagar una restitución de al menos 6 millones de dólares y podría llegar a 25 millones de dólares.

También debe pagar una multa de 50.000 dólares y pasará 3 años en libertad supervisada.

Los millones de dólares en restitución son para el gobierno y los 50.000 dólares son una multa punitiva.

Los 3 años de libertad supervisada se suman a los 47 meses que Manafort debe cumplir en prisión.

Manafort: Me siento “humillado y avergonzado”.

Manafort habló durante unos cuatro minutos antes de la sentencia y le dijo al juez TS Ellis: “Estoy listo para su decisión”.

No expresó específicamente remordimiento por sus crímenes, pero dijo que se sentía “humillado y avergonzado”.

“Sé que es mi conducta la que me trajo aquí”, dijo. “Mi vida, personal y profesionalmente, está en ruinas”.

“Le pido que sea compasivo”, le dijo Manafort al juez TS Ellis.

Manafort, quien habló desde una silla de ruedas, también agradeció a Ellis por su imparcialidad.

“Gracias por un juicio justo”, dijo Manafort.

Manafort, que hablaba por primera vez desde su arresto, dijo que estaba sufriendo debido a su terrible experiencia.

“Los últimos dos años han sido los más difíciles para mi familia y para mí”, dijo Manafort al juez TS Ellis.

El caso de Manafort

En muchos sentidos, el caso de Manafort, que se remontó a casi una década para rastrear el movimiento de dinero de su consultoría política ucraniana, hasta el momento en que estuvo en quiebra y trabajando para Trump en 2016, ha configurado las acciones de Mueller por casi dos años.

La de Manafort fue la primera acusación que Mueller anunció a fines de 2017 y utilizó el procesamiento penal para aumentar la presión sobre él a lo largo de 2018 mientras buscaban su cooperación en asuntos fundamentales para su investigación. En un momento dado, después de asegurar que el antiguo agente de Manafort, Rick Gates, fuera testigo de él, los fiscales dividieron su caso en dos, colocando la acusación de delitos financieros más clara en el tribunal federal del norte de Virginia. La condena de Manafort en el juicio fue una gran victoria para Mueller, la única certificación oficial de un grupo imparcial de ciudadanos de que Mueller había descubierto un crimen importante.

Esta nota tiene 531 palabras