Radio CRE

El Instituto Geofísico informó que los sismos en la Amazonía fueron profundos y ocasionaron fracturas existentes en la placa oceánica que está a unos 140 km de profundidad.

Dos heridos leves en las poblaciones de Macas y Gualaquiza tras el sismo en la provincia amazónica de Morona Santiago, confirmó la mañana de este viernes Alexandra Ocles, jefa de la Secretaría de Gestión de Riesgos de Ecuador.

Además informó que hay afectaciones menores en el piso del hospital de Gualaquiza.

El sismo de 7.5 de magnitud que se originó en la provincia amazónica de Morona Santiago se sintió en al menos diez provincias del Ecuador, con daños leves en algunas viviendas, e incluso fue sentido en Perú y Colombia, según reportes de ciudadanos y autoridades por las redes sociales y medios de comunicación. Hubo una réplica minutos después y también otro sismo, a las 05:40 con epicentro en una zona cercana a Guayaquil.

Tras el movimiento que tuvo una profundidad de 137 kilómetros el Comité de Operaciones Emergentes (COE) de Morona Santiago se instaló para evaluar daños humanos o materiales.

Según el gobernador de esa provincia, Franklin Puente, el origen fue en la comunidad shuar Huasaga del cantón Taisha, ubicada a 122 kilómetros de Macas, la capital.

“Toda la gente de Macas salió a las calles, y también se sintió en cantones vecinos como Sucúa, Palora, Méndez, Limón, todos están preocupados por este gran sismo”, contó la autoridad.

El alcalde de Macas, Luis Ojeda, en una primera evaluación señaló que no se han reportado mayores daños, más que ventanales rotos.

Agregó que están realizando una evaluación para activar el COE cantonal. Al momento realizan recorridos en la ciudad. No se reportan víctimas mortales.

La autoridad local afirmó que el sismo provocó el susto entre los habitantes de Macas quienes salieron a las calles, pero por el momento no se reportan daños graves como casas o edificios caídos.

Miguel Parra, periodista de Digital TV, contó que desde que se dio el primer movimiento la gente salió muy asustada a las calles y aunque no se conocen daños materiales Centenares de manabitas abandonaron abruptamente esta madrugada sus camas y ubicarse en los exteriores de sus casas tras sentir el fuerte sismo suscitado cerca de las 05:17 de hoy y que tuvo epicentro en la región Oriental y fronteriza con Perú.

Reporte desde Cuenca

Mientras tanto en ciudades como Cuenca el sismo se sintió en diferentes barrios y parroquias del norte y sur de la urbe como El Tejar, Tororacocha, Plaza del Arte, Ricaurte, San Joaquín, etc. Hay reportes de que un cerramiento del cementerio de Sígsig, en Azuay, se cayó.

En Manabí

En breve comunicado de una funcionaria del ECU 911 de Portoviejo se indicó que hasta las 05:45 de hoy se habían recibido unas 21 llamadas, y que hasta esa hora no se reportan daños en viviendas.

En redes sociales se conocía que en algunos sectores periféricos de Manta y Portoviejo el fluido eléctrico se había suspendido aunque no se confirmaba si aquella suspensión se originó tras el fuerte movimiento.

Hasta las 06:00 no se conocía si alguna persona sufrió algún inconveniente o alguna casa tuvo problemas en su infraestructura en Manabí. Autoridades indican que las personas deben atender comunicados oficiales para no generar incertidumbre en la población. Por medios oficiales, si se notó que hay una “crisis nerviosa generalizada” y que las ambulancias estaban de un lado a otro de las calles para atender a la población.

Luego de barrido telefónico con Cuerpos de Bomberos y Unidades de Riesgos de todos los cantones de Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua y Pastaza, no se reportan daños, pero sí testimonios ciudadanos de haber sentido los sismos.

Esta nota tiene 640 palabras