Radio CRE
Cortesía Diario El Universo

El agua ingresó a las casas y no hubo tiempo de reaccionar en la madrugada. Los enseres nadaban en medio del agua que había entrado en las viviendas del recinto La Delia, de la parroquia rural Pimocha.

La lluvia que cayó el fin de semana dejó aisladas a 120 personas, que habitan en unas 40 casas de esa zona de Los Ríos.

Una rotura de un muro de contención y el colapso de varias alcantarillas de una hacienda bananera se sumaron al desbordamiento del río Perdido, que pasa a pocos metros de la comunidad.

Guido Silva, alcalde de Babahoyo, indicó que la alerta sobre la inundación se registró desde la mañana del domingo y ese mismo día se realizó el levantamiento de información para aislar a las familias afectadas y entregar ayuda humanitaria.

A pesar de que las lluvias causaron daños en enseres y cultivos, no hubo reportes de personas fallecidas ni heridas, expresó la jefa política de Pimocha, Cecilia Ramírez.

Por ahora, algunos perjudicados se acomodan en el filo de la vía que une Babahoyo y Quevedo, esperando a que el nivel del agua baje. No quieren acudir a sitios de acogida debido a que quieren cuidar los pocos enseres que pudieron rescatar.

Según información de la Secretaría de Gestión de Riesgos, la época lluviosa ha dejado hasta ahora a nivel nacional 14 fallecidos, 31 heridos, 318 damnificados y 963 viviendas afectadas. Los cultivos destruidos suman 940 hectáreas.

Hasta ahora, las provincias con más inundaciones son El Oro, Los Ríos, Manabí, Esmeraldas y Tungurahua.

Una intensa lluvia que empezó antes de las 05:00 del lunes dejó calles inundadas en zonas orenses como Huaquillas, Santa Rosa, El Guabo, Pasaje y Machala. En Huaquillas se reportaron inundaciones en cuatro viviendas. Mientras tanto, en zonas aledañas al Canal Internacional donde se asienta un numeroso grupo de comerciantes, las calles de las ciudadelas Simón Bolívar y otras presentaban acumulación de agua por alcantarillas colapsadas.

En el cantón Santa Rosa, también se reportó la afectación a una vivienda.

La creciente de ríos en Pastaza ha generado más estragos. En Shell y Mera se registró una palizada. Hubo daños parciales tanto en un dique como en el puente de los dos sectores.

En la zona de El Recreo, en Puyo, una casa tiene afectación por el socavamiento y estaba en riesgo de sufrir un colapso si ocurriera otra creciente.

Durante la fuerte lluvia del fin de semana, una persona cayó al río Puyo y murió.

Las lluvias dejaron deslizamientos que afectan tramos de varias vías. Según la Secretaría de Riesgos, en lo que va de la época de lluvias se han afectado a nivel nacional 10.673,5 metros lineales de vías de acceso.

Los últimos inconvenientes se han reportado en la carretera Cuenca-Girón-Pasaje, en Azuay. La caída de aproximadamente 8.000 metros cúbicos de tierra bloqueó esta vía que une Azuay y El Oro. También hay limitaciones en la Minas Tablón-Pucará, mientras que en la ruta Cuenca-Molleturo-Naranjal se dispusieron cierres programados ante cualquier novedad. Mientras, la vía Gualaceo-Plan de Milagro-Limón está totalmente cerrada.

En cuanto a la vía Cuenca-Girón-Pasaje, el director distrital del Azuay del MTOP, Galo Plaza, dijo que existe un deslizamiento de “grandes proporciones por un talud inestable”. Su aspiración es habilitar en estos días por lo menos un carril a la circulación vehicular.

 

Esta nota tiene 569 palabras