Radio CRE

Guayaquil.- La prefecta Mónica Becerra resumió los diferentes frentes de trabajo que ejecuta su administración. Incluso, reveló que, a pesar de la intensidad de las lluvias, “la provincia no está colapsada por el invierno”.

“Con 250 millones de dólares, siendo la provincia más grande del Ecuador (en cuanto a población y producción) y la segunda en mayor kilómetro de carreteras, hemos trabajado en medida de la disponibilidad económica que hemos tenido para poder ejecutar nuestras obras en el territorio”, indicó Mónica Becerra, quien recordó que este año 2019 hay un presupuesto prorrogado y a ella le toca ejecutar la parte correspondiente al primer cuatrimestre.

En materia vial, señaló que se han priorizado las obras requeridas a través de los presupuestos participativos, para dinamizar la economía de los pueblos. Actualmente, se reconstruye la vía Macul-El Carmen, de 8,7 kilómetros, en Palestina, con una inversión de USD 6 millones. A ello sumó los procesos para la contratación de carreteras en Pedro Carbo, Nobol y El Triunfo, que espera adjudicarlos próximamente. “Seguimos trabajando”, subrayó.

Ese trabajo incluye también obras en materia invernal. Así, anunció que terminó de retirarse la palizada en el by pass de Puente Payo, que amenazaba con inundar cinco cantones. Anteriormente, se reforzó con piedra de escollera el puente sobre el río Chagüe, en la vía a Bucay. Y en Balao, se removió el material que se deslizó en el recinto Hermano Miguel, para garantizar la movilización de comunidades rurales.

“No importa si son grandes o pequeñas comunidades, lo importante es que las estamos sirviendo para que puedan mantener la conectividad”, dijo Mónica Becerra. Además, recordó que desde el año pasado se laboró en obras de prevención y por ello, “no tenemos una provincia colapsada por el invierno”

Esta nota tiene 294 palabras