Radio CRE

Quito.- El Pasado lunes en rueda de prensa, el Ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Carlos Pérez; el Gerente General de EP Petroecuador, Pablo Flores; y el Representante Residente Adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Ecuador (PNUD), Nuno Queiros, detallaron los resultados técnicos de la evaluación realizada a cinco proyectos petroleros construidos por la administración del gobierno anterior.

El Ministro Pérez destacó que esta evaluación técnica corresponde al compromiso del Presidente Lenín Moreno de luchar contra la corrupción y buscar apoyo de organismos internacionales, en cumplimiento con su ofrecimiento en la campaña presidencial.

Las refinerías de Esmeraldas y del Pacífico; el Poliducto Pascuales-Cuenca; la Planta de Licuefacción de Gas Natural Bajo Alto y el Terminal Marítimo Monteverde, costaron casi $5 mil millones, cuando el precio inicial fue la mitad de este valor.

“Con estos recursos que se malgastaron se pudo pagar la deuda a todos los jubilados”, resaltó la autoridad. El 23 de diciembre de 2017, EP Petroecuador firmó un Acuerdo de Cooperación con el PNUD para realizar la evaluación técnica internacional a estos cinco proyectos del sector considerados emblemáticos y garantizar independencia y objetividad en los resultados.

Según el representante del PNUD, Nuno Queiros, se trata de un proyecto de desarrollo que busca transparentar el funcionamiento de los cinco proyectos, determinar su situación actual, y recomendar estrategias para fortalecer su gestión técnica y financiera a futuro.

Queiros destacó que la licitación para seleccionar las empresas internacionales especializadas
responsables de la evaluación, se cumplió parámetros y estándares de calidad que garantizan su trayectoria en el sector. Además, indicó que el PNUD realizó un acompañamiento constante, de forma estrictamente técnica, a todo el proceso de evaluación realizado entre octubre y diciembre de 2018.

El informe establece que las obras se encuentran en estado crítico. En algunos casos, la infraestructura no opera en su capacidad total, y en otros, las obras están inconclusas o fuera de servicio, amenazando, incluso, de manera grave al entorno. Para que estas obras funcionen adecuadamente, el país deberá gastar al menos $650 millones adicionales.

El Gerente Flores enfatizó en que la mayoría de contrataciones se hicieron con de forma directa, bajo la figura de régimen especial, es decir, sin concurso. Las conclusiones de la evaluación destacan costos superiores a los del mercado en todas las obras; en algunas de ellas el sobrecosto supera el 100%.

Los cinco proyectos adolecen de problemas de ingeniería básica y fallas en la infraestructura.
El informe final generó documentos de alrededor de 2.500 fojas y fue presentado ante la Contraloría General del Estado y Fiscalía General del Estado, para que se inicien las acciones correspondientes y se sancionen responsabilidades.

Esta nota tiene 414 palabras