Radio CRE

Luque.- El Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), Alejandro Domínguez en su discurso de bienvenida durante el sorteo de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana 2019, expresó: “Bienvenidos a la Capital del Fútbol del Mundo, en esta noche mágica”.

“Apenas terminamos la Libertadores y nos encontramos en una noche mágica, con 47 equipos que a partir de esta noche sabrán con quienes van a disputar la CONMEBOL Libertadores del 2019”, siguió.

El presidente felicitó a todos los campeones de la temporada, en Sudamericana, Libertadores y Recopa y deseó “la mejor de la suerte a River Plate, que hoy nos representa en el Mundial de Clubes. Esperemos que el fútbol Sudamericano se reivindique con una copa de clubes del mundo”.

Luego vino el momento de una profunda autocrítica: “En enero de 2016 cuando tomé la presidencia con el Consejo actual, con la CONMEBOL habíamos prometido que íbamos a trabajar para y por el fútbol, y es así como todo este trabajo ha dado buenos frutos”, dijo.

“Pero como todo trabajo debemos asumir errores, no vale la pena dar excusas, simplemente decirles a todos que en la autocrítica que hace la CONMEBOL este año hubo problemas. Y ya hemos tomado las medidas correctivas.

“Esta autocrítica sin embargo queridos presidentes de clubes, amigos, amigas, al fútbol a toda la comunidad no se puede limitar solamente a la CONMEBOL a esta organización”.

“Quiero hablarles desde el corazón, reflexionar en conjunto, decirles que llegó la hora de parar con la demagogia, paremos con las excusas, hay que asumir responsabilidades, hay que pensar que fútbol es el que queremos, terminemos con la viveza criolla, con la idea de que ganar justifica cualquier cosa”, enfatizó.

“Pensemos en qué tipo de fútbol es el que queremos distribuir y apostar y desarrollar. El fútbol el rey de los deportes tiene como todo deporte los mejores valores, y nosotros como encargados como presidentes, debemos de dar el ejemplo, terminemos con la violencia, acabemos con la intolerancia, el ejemplo tiene que empezar con nosotros, tenemos el producto más querido del mundo, tenemos los jugadores, las jugadoras, la hinchada, tenemos todo, lo hemos demostrado al mundo y el mundo respondió con muchas expectativa a nuestra competencia”.

“Hemos transformado el campeonato, mirando el fútbol hemos propuesto soluciones creyendo en grande. Hemos recuperado la confianza del mercado, desde el 2019, se implementa el último cambio, tenemos más equipos compitiendo, hemos batido todos los récords”.

“Mayor cantidad de público en los estadios, mayor audiencia en televisión. Y a partir del próximo año vamos a repartir en premios lo que nunca se repartió en el fútbol sudamericano”.

Todos esto tiene una intención, queremos reivindicar la historia del fútbol sudamericano. Queremos que la CONMEBOL generé los ingresos que siempre se tuvieron que generar y distribuir, la plata tiene que llegar a los jugadores. Siempre tuvo que ser así”.

“La plata que se genere tiene que dar mejores espectáculos, mejores campos, más seguridad, espectáculo. Que la familia vuelva y conozca a los buenos jugadores y dirigentes que entienden que el fútbol es una cuestión de rivalidad, pero de respeto al rival”.

“Se trata de ganar y de perder, nunca el deporte se puede manchar con gente que distorsiona los principios. Nunca podemos permitir que la gente justifique la violencia como medio y factor de triunfo.

“En el 2015 antes de mi presidencia los premios de torneos de Conmebol eran de 71 millones y a partir del próximo año el mínimo que estaremos repartiendo es de 211 millones de dólares. Lo cual significa que la confianza del mercado volvió”.

“Significa que en primera fase estaremos dando 3 millones de dólares. El campeón estará jugando por un cheque de USD 12 millones, y el vicecampeón por un cheque de USD 6 millones”.

“A todos les deseo que sean el campeón, pero como solo uno llegará, el campeón tendrá un monto acumulado de USD 20.400.000 de ganancia”.

“Valoremos lo que tenemos como responsabilidad. Nos encontramos el próximo año en Santiago, una sola final, pero se va a jugar”, concluyó.

Esta nota tiene 703 palabras