Radio CRE

La viceprefecta Mónica Becerra entregó a la Junta Parroquial tanque, blower, bombas y generador para el cultivo de tilapia.

La Prefectura del Guayas continúa masificando la piscicultura en la provincia, con el propósito de dotar de otra opción de producción a los guayasenses. Este miércoles 12 de diciembre, la viceprefecta Mónica Becerra entregó a la Junta Parroquial de San Jacinto de Colimes un tanque redondo de 10 metros de diámetro, recubierto con geomembrana, con capacidad para 80 toneladas; un blower de 1 hp para dotar de oxígeno a los peces, una bomba de agua de 3 pulgadas para sacar agua del pozo o del río, una bomba eléctrica de 1 hp y un generador de energía de 110 voltios. La donación, entregada a través de la firma de un convenio con la Junta Parroquial, tiene una inversión de más de USD 6 mil. “La intención es fortalecer todas las iniciativas que tienen en cada territorio del Guayas”, dijo la autoridad provincial tras destacar el convenio firmado que busca cambiar la visión de los habitantes del agro sobre otras formas de cultivos, con esta entrega de herramientas, capacitación y asistencia técnica a través de la Dirección de Productividad y Desarrollo.

Esta es el segundo proyecto piscícola en Colimes. El primero está en Las Colembas, en donde también se han generado con la comunidad una granja para la crianza de pollos y huertos orgánicos. “Va a servir de mucho para mejorar los ingresos a esta comunidad”, manifestó Becerra.

Cleofe Juanazo, presidente de la Junta Parroquial, agradeció el apoyo brindado por la Prefectura a su jurisdicción, así como por todo el trabajo conjunto desarrollado en estos últimos años, que han sido de mucho beneficio para su comunidad. “Este proyecto va a mejorar los ingresos de cada familia, de cada hogar… ya lo hemos desarrollado en el recinto Las Colembas y tiene mucho éxito…”, comentó Juanazo. Su idea es seguir replicando la siembra de tilapia en los demás recintos de su parroquia, para dejar de depender del arroz, maíz, plátano y otros cultivos debido a los altos costos de producción y bajos ingresos en la venta.

“Muchas gracias por estas herramientas que nos están entregando porque nos brindan una nueva oportunidad de trabajo para no estar pensando solo en los cultivos de arroz, sino en otros como la piscicultura como ahora lo ha hecho la zona de Taura. Queremos ser los pioneros en San Jacinto en este nuevo sistema porque el arroz está de bajada”, manifestó Ángel Galarza, habitante del lugar.

Esta nota tiene 441 palabras