Radio CRE

Buenos Aires.- El Gobierno Argentino presidido por Mauricio Macri aprobó un acuerdo para que junto a la policia y el Ministerios del Interior Español impidan el ingreso a 800 barras bravas de River y Boca al Bernabéu en final de la Copa Libertadores de América.

“La colaboración requerida consistiría en el desplazamiento a España de una delegación de especialistas en seguridad deportiva y el sistema del programa Tribuna Segura”, indicó el documento de la Oficina Nacional de Deportes (OND) de España al que accedió Reuters y que fue aprobado por el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

Argentina enviará a Madrid una delegación encabezada por el director nacional de seguridad en espectáculos futbolísticos, Guillermo Madero, que se encargará de controlar el ingreso al estadio e impedir el acceso de los hinchas violentos argentinos que figuran en la base de datos del programa.

“No podemos impedir que los barrabravas salgan del país, pero sí podemos lograr que no entren al Bernabéu”, dijo a Reuters una fuente del Ministerio de seguridad de Argentina que prefirió no ser identificada.

El Cuerpo Nacional de Policía español indicó que entre todas las fuerzas de seguridad habrá 5.000 agentes involucrados en el operativo y que separarán a los simpatizantes de ambos equipos en distintos puntos de la ciudad.

La final entre los dos clubes más populares del fútbol argentino se disputará en Madrid debido a la agresión de parte de hinchas violentos de River al autobús que trasladaba al plantel de Boca, lo que provocó heridas a varios jugadores y la suspensión del partido.

La revancha tras el empate 2-2 en el encuentro de ida en el estadio de Boca concentró la atención mundial, por lo que rápidamente se agotaron los pasajes directos a Madrid desde la Buenos Aires y otras ciudades de Sudamérica, informó la embajada argentina en España.

Las primeras entradas puestas a la venta fueron para socios de Real Madrid y se agotaron en unas pocas horas.

Esta nota tiene 332 palabras