Radio CRE

Buenos Aires.- Gianni Infantino, actual mandatario de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) que la final de la Copa Libertadores de América se tiene que jugar además ha respaldado a la ciudad de Madrid y el estadio Santiago Bernabeu como sede elegida por CONMEBOL para este partido.

“No jugar un partido es una pérdida (…) por eso la FIFA ha aprobado lo de la Conmebol de jugar este partido en España”, dijo en rueda de prensa Gianni Infantino, titular de la FIFA, en el marco de la cumbre del G-20 en Buenos Aires, donde participa como invitado especial.

La final del torneo sudamericano se suspendió hace una semana cuando hinchas de River atacaron al bus que transportaba a los jugadores de Boca, en medio de otro hecho de violencia que acostumbra a mostrar el fútbol en Argentina.

Tras no prosperar un reclamo del equipo visitante de darle por ganado el encuentro, la Conmebol dispuso que ese partido se desarrolle el 9 de diciembre en el estadio del Real Madrid, lo que causó sorpresa por ser fuera de Sudamérica, un territorio amante del fútbol.

“La pelota no se debe parar (…) Vamos a ofrecer nuestra ayuda para desterrar la violencia en el fútbol. Debemos trabajar con el Gobierno y la Policía (de Argentina)”, sostuvo Infantino.

Agregó que “el superclásico (River-Boca) no es una guerra ni una batalla, es un (simple) partido de fútbol que genera un antes y un después” por la rivalidad de sus parcialidades.

El presidente de FIFA dijo que el reciente acto de violencia en el fútbol no invalida la postulación de Argentina, junto a Uruguay y Paraguay, como candidata a sede del Mundial 2030, cuando se celebre el centenario de la competición.

En tanto, River rechazó el sábado la decisión de que el partido se juegue en Madrid: “El Club entiende que la decisión desnaturaliza la competencia, perjudica a quienes adquirieron su ticket (boleto) y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”.

Esta nota tiene 341 palabras