Radio CRE

Madrid.- El Técnico del Real Madrid, Santiago Solari, se encuentra muy contento como argentino de tener en el Santiago Bernabeu un partido tan importante como la final de la Coa Libertadores que ha dejado muchos corazones rotos y deja más bien un terrible ejemplo para los niños.

La Conmebol, órgano rector del fútbol sudamericano, anunció el jueves que el partido entre los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors se disputará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid.

La ida acabó con empate a dos goles, pero el segundo partido, que debía disputarse en el estadio Monumental de River el fin de semana pasado, fue aplazado después de que hinchas del equipo local atacaron el autobús de Boca.

“Tengo sensaciones encontradas. Es un honor para el madridismo, para nuestro estadio, recibir la final de la Libertadores y el Clásico argentino, entre los dos clubes más grandes de Argentina. Ojalá que un estadio con esta historia ayude a poner un buen cierre a esta final tan complicada”, dijo el exinternacional argentino a los periodistas el viernes.

“No puedo dejar de pensar en las causas de traerlo aquí, que se tenga que jugar a un océano de distancia de Buenos Aires. Ha roto muchos corazones. Es una lástima, como ejemplo para los niños, sobre todo eso. Que haya una pequeñísima parte de nuestra sociedad abocada a romper todo, es una pena”, agregó.

Los hinchas de ambos equipos tendrán un número similar de entradas para asistir a la final y el diario español El País afirmó que la policía “está trabajando contrarreloj” para preparar la seguridad del encuentro.

Esta nota tiene 277 palabras