Radio CRE

Asunción.- El Presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, dio a conocer que la final de vuelta por Copa Libertadores entre River y Boca, la que no se pudo disputar por disturbios ocasionado por hinchas del conjunto “millonario” contra el bus que transportaba a los jugadores Xeneizes, se jugará en otro país que no sea Argentina.

El directivo Paraguayo manifestó, que es imposible jugar la final de vuelta por Copa Libertadores en el Monumental de River, “Decidimos que el partido, en caso de que así se defina, se juegue fuera del territorio argentino, porque no están dadas las condiciones de jugarlo en ese país” indicó Domínguez.

Además el dirigente aclaró que la resolución tomada por la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), está sujeta a la decisión de la Comisión Disciplinaria, que tendrá que resolver el pedido del club Boca Juniors, para que le otorguen los puntos por los desmanes ocurridos.

“La CONMEBOL decidió que el partido se juegue fuera de Argentina, sujeto que se defina la decisión de Comisión Disciplinaria, tenemos la obligación de programar el partido”, manifestó el máximo representante de la entidad Sudamericana.

Las tres sedes que podrían albergar la final de Copa Libertadores, serían: Miami (Estados Unidos), Qatar o Asunción de Paraguay. Esta última, es la opción que más fuerza ha ganado, por la cercanía que tiene con el lugar donde hace sede la CONMEBOL, además de conocer los protocolos de seguridad.

Domínguez, también confirmó las probables fechas para jugarse el partido, la misma serían el 8 o 9 de diciembre en el exterior. En las últimas horas, la ciudad, Santiago de Chile, se sumó a la pelea por ser la sede que albergue la final entre River Plate y Boca Juniors, que definirá al campeón de Copa Libertadores 2018.

Redacción CRE Satelital Paúl Arteaga

Esta nota tiene 305 palabras