Radio CRE

Buenos Aires.- Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto, alterados por la situación supuestamente insultaron al delegado diciéndole mafioso “hijo de River”, la cual el informe ya llegó al Tribunal de Disciplina donde analizaran la situación de los jugadores.

Los tres futbolísticas en cuestión son, Carlos Tevez, Wanchope Ávila y Pablo Pérez, quienes estarían en riesgo de ser sancionado que van desde multas económicas e incluso suspensión de un partido, por la que podrían perderse la final.

Según la cadena televisiva Fox Sports, el problema ocurrió cerca de las 18h00 de Argentina, cuando la final ya había sido postergada y pretendían que comenzara a las 19h00.

En ese momento el cuarto árbitro, el peruano Víctor Hugo Carrillo, ingresó al vestuario visitante junto al coordinador de la Conmebol, Mario Campos, para pedir la planilla con la formación del equipo y realizar los chequeos de identidad habituales.

Por otro lado, el Presidente de Boca, Daniel Angelici, confirmó que la intención de su club es que la final de la Copa Libertadores frente a River no se dispute y que se le otorgue el partido ganado como consecuencia de los graves incidentes ocurridos en las afueras del Monumental que provocaron la suspensión del duelo el sábado pasado.

” Vine a escuchar, nosotros ya hicimos la presentación para no jugar” declaró el Presidente xeneize, así mismo, se le consultó sobre la posibilidad de que el encuentro no se dispute en el Monumental de River, sino en un estadio incluso en un país distinto, donde respondió, “ no aceptamos ningún partido”.

Esta nota tiene 262 palabras