A las 10:30 de este jueves fue posesionada la Comisión de Intervención y Fortalecimiento Institucional (CIFI), presidida por Roberto Passailaigue.

A su llegada él, que ejercerá las funciones de rector de la Universidad de Guayaquil, fue recibido por un grupo de jubilados que reclaman pagos pendientes.

Ya en la ceremonia de posesión junto con los otros integrantes de la comisión interventora, Passailaigue dijo que dispondrá que durante sábado y domingo se desarrollen los procesos de matriculación que estuvieron imposibilitados por la pugna que había en torno a quien debía subrogar en el rectorado al destituido Galo Salcedo.

El exministro de Educación garantizó los derechos de los estudiantes y ratificó que las clases en el centro superior se iniciarán el próximo lunes 22 de octubre luego de que se pospusieron por esta semana.

Un operativo policial resguardó el edificio principal, donde funciona el rectorado. Allí, autoridades del Consejo de Educación Superior (CES) y de la Senescyt.

La intervención durará 90 días, pero es de carácter prorrogable.

Esta nota tiene 174 palabras