Radio CRE

Caracas.- El Gobierno de Chile presidido por Sebastían Piñera ha enviado una carta de protesta ante el Gobierno de Nicolás Maduro para rechazar sobre las distintas insinuaciones sobre la posible colaboración de ese país, Colombia y México ante el ataque con drones que sufrió el primer mandatario venezolano.

Los tres países rechazaron las palabras de Rodríguez y dijeron que seguirán apoyando una salida negociada a la crisis que vive esta nación miembro de la OPEP y que ha provocado la salida de miles de venezolanos del país.

En la víspera, el ministro de Comunicación e Información venezolano, Jorge Rodríguez, solicitó a los tres países aclarar su “posible participación en apoyo” a personas que han sido vinculadas al caso de aparatos que estallaron en agosto durante una parada militar en honor a la Guardia Nacional.

Tras los comentarios, la cancillería chilena citó a un funcionario de la embajada venezolana para expresar “de la forma más enérgica el rechazo (…) a las gravísimas y calumniosas insinuaciones y amenazas del gobierno de Nicolás Maduro”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Roberto Ampuero.

La cancillería venezolana dijo en su cuenta de Twitter que los señalamientos de Rodriguez “son el resultado de una rigurosa investigación y fueron realizados por varios de los detenidos implicados” en los sucesos de agosto.

Al anunciar la captura de más personas vinculadas al estallido de los drones, el ministro presentó un video en el que uno de los detenidos, Henryberth Rivas, dice que para salir del país otro de los involucrados en el caso le sugirió buscar a personas en la embajada de Chile, Colombia y México, pero no dio detalles.

El funcionario dijo que el presidente Maduro probablemente pediría al canciller Jorge Arreaza hablar con representantes diplomáticos de los tres países en Caracas para que “aclaren” porque “no hay inmunidad diplomática en caso de encubrimiento de terroristas”.

Desde Santiago consideraron de la más “alta gravedad” las amenazas del gobierno de Maduro en torno a desconocer la inmunidad diplomática de la embajada chilena en Caracas, más aún cuando actualmente hay opositores en la representación.

“Chile rechaza las acusaciones calumniosas del gobierno de Venezuela que no tiene credibilidad para intentar con éxito maniobras que buscan distraer la atención de la gravísima crisis humanitaria que enfrenta ese país”, dijo Ampuero a periodistas.

La nota de protesta se conoce en la misma semana en que el presidente chileno Sebastián Piñera, y el de Estados Unidos, Donald Trump, se reunirán para tratar la situación de Venezuela.

Los líderes de ambos países esperan discutir “los esfuerzos para restaurar la democracia en Venezuela”, dijo la Casa Blanca en un comunicado la semana pasada.

En un anticipo de ese encuentro en Washington, el canciller chileno confirmó que algunos países de la región trabajan en la presentación de una posible acusación sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

“Efectivamente, estamos acercándonos hacia la presentación de documentos que han investigado la situación de los Derechos Humanos en Venezuela para que sean entregados a la Corte Penal Internacional”, dijo Ampuero sin entregar más detalles.

Esta nota tiene 520 palabras