La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) inició el censo a los vehículos que funcionan como expresos escolares e institucionales en la ciudad.

A lo largo de la avenida Paseo del Parque, los expresos son revisados por personal de la entidad de tránsito.

Ellos revisan desde la ubicación de nombres correctos de la cooperativa de transporte hasta parámetros como el estado de asientos y cinturones de seguridad. Una vez pasados esos requerimientos se les entregan stickers del Registro Único de la Autoridad de Tránsito (RUAT).

  • Así responden sobre sus citaciones de tránsito los socios del pacto por la seguridad vial

Fernando Amador, director de transporte público de la ATM, acotó que la revisión inició desde la semana pasada esperando censar y tener un registro actualizado de los expresos escolares que se calculan están entre los 2.300 a 2.400.

Durante este mes se extenderá el censo y hasta diciembre se atenderán a los expresos rezagados. Una vez concluido ese periodo, la ATM dispondrá sanciones y no permitirá la circulación para los que no cuenten con el RUAT.

Paralelamente, los expresos deberán tener su placa de tono naranja y las dos revisiones técnicas vehiculares, requisito pedido en Guayaquil bajo ordenanza municipal.

Esta nota tiene 207 palabras