Radio CRE

Cristian P., German G., Claudia O., Isabel G. y Dennis B. son los primeros ciudadanos a los que la policía ecuatoriana apunta sus investigaciones luego de descubrir más de media tonelada de marihuana tipo creepy en el bus colombiano que se accidentó, la madrugada del martes 14 de agosto, en la via Pifo-Papallacta.

Todos son parte de la lista de 22 heridos que dejó el siniestro y se mantienen en diversas casas de salud de Quito. Entre ellos está uno de los dos conductores de la unidad accidentada, Cristian P., quien también es procesado por homicidio culposo, debido a las 23 muertes que provocó el volcamiento y estrellamiento del bus de placas USA-251.

El general Carlos Alulema, director Nacional Antinarcóticos, confirmó que cuatro personas de las investigadas estarían en el país y una aparentemente ya abandonó la casa de salud en la que estaba. En la identificación de los supuestos sospechosos de ser parte de la organización que intentaba llevar la marihuana hasta Chile habría participado la policía de Colombia.

El jueves pasado la Cadena Caracol informó que Claudia Ximena Orozco, la mujer que organizó y contrato el bus para el viaje, estaba entre los heridos del accidente y al momento que se comunicó con la televisora colombiana ella ya había salido del hospital donde estaba.

“Contraté un bus para viajar y el bus presentó contratos falsos o la compañía presentó contratos falsos. Yo no soy responsable de eso. Contraté un bus y me pagaron para hacer mi trabajo”, dijo Orozco, al tiempo que aclaró que quien la contrató para organizar el viaje había fallecido.

La fiscal general subrogante Ruth Palacios señaló que desde el jueves pasado existe abierta una investigación previa por el delito de narcotráfico.

Esta nota tiene 294 palabras