Radio CRE

En la garita de la urbanización Las Cumbres aún hay rastros de la agresión que sufrieron dos guardias de seguridad del lugar por tres sujetos, quienes serían residentes de dicho conjunto residencial, el domingo 5.

El vidrio de una ventana partido, una silla y un ventilador de plástico partidos se mantienen en el lugar.

Hasta allí acudieron los agredidos, quienes revelaron detalles de la paliza que sufrieron y que quedó registrada en las cámaras de seguridad de la garita.

Eduardo, uno de los guardias, manifestó que un residente de la urbanización llegó, pero no le servía la tarjeta para ingresar.

‘Trató de ingresar y como casi nos daña la pluma (regula el ingreso de autos), mi compañero le indicó que retroceda un poco para poderle colaborar para evitar inconvenientes, porque él nos empezó a insultar, nos empezó a agredir verbalmente’, indicó.

Luego el sujeto los amenazó y siguió insultando. Ante esto, los guardias levantaron la pluma para que ingrese. El residente entró a la garita a insultarlos y luego se retiró en el carro, dijo el guardia. A los pocos minutos, el residente regresó con dos familiares, con quienes los comenzaron a golpear.

Eduardo negó que ellos hayan lanzado una piedra al residente.

Tras la golpiza, los guardias acudieron a la Fiscalía para denunciar el hecho.

Investigación de oficio

Este mismo martes, la Fiscalía del Guayas anunció el inicio de una investigación contra tres funcionarios de la institución por su actuación en la Unidad de Flagrancia ante la agresión que sufrieron 2 guardias de seguridad, el pasado 5 de agosto en Guayaquil.

“Hubo tráfico de influencias para dejarlos desamparados y favorecer a los victimarios”, dijo Hernán Ulloa Ordóñez, que se ofreció a representarlos.

‘Acudimos a la Fiscalía, pero antes de esto ellos ya se habían adelantado. Había una señora fiscal si no me equivoco, parece que ellos ya habían ‘amarrado la balsa’ por así decirlo, porque cuando llegamos nos trataron de hacer los exámenes correspondientes, pero lo que nos dijeron es que teníamos tres días de descanso y que ya estábamos recuperados con tres días’, indicó el guardia.

Inexistente revisión médica

Dijo sentirse decepcionado del trato recibido por parte de la médico legista que los atendió.

‘(La médico legista) solo nos miró, nunca nos examinó, nunca nos vio los golpes, nunca nos tocó, de vista nomás, cosa que cualquier persona lo puede hacer (…)’, expresó Eduardo.

Según el video, el residente ingresa a golpear a los guardias junto con dos personas más. Luego de algunos segundos, vuelve a ingresar pero con sangre en el rostro.

‘Asumo que el golpe se lo dio el hijo mismo, yo lo que hice solo fue protegerme de los golpes’, replicó Freddy, el guardia que recibió la peor parte de las agresiones y quien denunció malos tratos en la Fiscalía, cuando acudió luego de la agresión.

Reunión de moradores

Anoche moradores de la urbanización Las Cumbres mantuvieron una reunión con el abogado defensor de los guardias agredidos. En dicha cita, los asistentes resolvieron pedir al Municipio de Guayaquil que convierta en acceso exclusivo para los de Las Cumbres y no para los de Ceibos Norte. Ellos anunciaron que el próximo jueves irán a la Alcaldía de Guayaquil a entregar un oficio.

 

Esta nota tiene 557 palabras